Brad Davis anotó a los 67 minutos y el Dynamo de Houston venció 1-0 el sábado a D.C. United para inaugurar triunfalmente su sede en la MLS, el estadio BBVA Compass.

Houston jugó los primeros siete encuentros de la temporada como visitante en espera de que fuera terminado su estadio, que costó 95 millones de dólares. El primer encuentro fue visto por 22.039 aficionados, casi todos vestidos de naranja.

Houston ganó por primera vez en seis partidos, mientras que el D.C. United perdió por segunda ocasión en cinco encuentros.

El propietario minoritario y ex campeón mundial de boxeo Oscar de la Hoya, el ex presidente de Dynamo Oliver Luck y el ex alcalde de Houston Bill White fueron algunas de las personalidades presentadas antes del partido. El comisionado de la MLS, Don Garber, también estuvo presente.

El Dynamo había jugado en el anticuado Robertson Stadium, en el campus de la Universidad de Houston, desde que se mudó a esta ciudad desde San José en 2006. El nuevo estadio, en el sector oriental de la ciudad, será también utilizado para conciertos y partidos internacionales de fútbol.

Pero pertenece al Dynamo, y sus seguidores expresaron el sábado su satisfacción con el estadio. El encuentro inaugural agotó las entradas con la asistencia de 22.039 aficionados, casi todos vestidos de naranja.

"Este es el mejor día de toda la vida", dijo Oscar León, quien compró el abono de las entradas para toda la temporada. "No se me puede quitar la sonrisa de la cara. Se ve fantástico".

En otro partido, el Real de Salt Lake ganó de visitante por 1-0 a los Sounders de Seattle con gol del argentino Fabián Espíndola, en un enfrentamiento por el liderato de la Conferencia del Oeste.

Salt Lake mejoró su foja a 8-3 en tanto que la de Seattle quedó en 7-2. El Real interrumpió a los Sounders una racha de cinco triunfos, la mayor que iguala el equipo, en un partido ante 39.312 espectadores, la tercera mayor afluencia de aficionados en la historia de la MLS en Seattle.

Como llevaba tres victorias sin recibir gol, Seattle podía haber avanzado al primer lugar.

Espíndola anotó con un disparo de su pie izquierdo desde el centro del área y la pelota se anidó en la esquina inferior derecha. Espíndola no había jugado el miércoles en el empate 0-0 con Chicago debido al nacimiento de su hijo.

En sus últimos cinco partidos, el Real tiene foja de tres victorias y dos empates.

En Montreal, David Beckham tiró un tiro libre con efecto para convertir a los 62 minutos y darle al Galaxy de Los Angeles el empate por 1-1 frente al Impact en el Estadio Olímpico al que asistieron 60.860 aficionados, el mayor auditorio en un partido profesional de fútbol en Canadá.

Hubo abucheos y vítores cada vez que Beckham tocaba el balón, incluso cuando anotó de tiro libre.

El segundo tanto de Beckham en la temporada se dio seis minutos después de que fue sancionado con la amarilla por pegarle un codazo en la cara al brasileño Felipe Martins, quien reaccionó exageradamente al golpe. Davy Arnaud anotó por Montreal a los dos minutos.

Con gol del chileno Sebastián Miranda, el Crew de Columbus remontó para vencer 2-1 al FC Dallas. Miranda marcó de cabeza a los 72 minutos. El colombiano Fabián Castillo había adelantado a Dallas al marcar a los 22 su primer gol de la temporada.

Columbus llevaba seis fechas sin ganar, mientras que Dallas ahora suma seis jornadas sin conseguir victoria.

Goles de Lee Nguyen en dos ocasiones, Saer Sene y Shalrie Joseph le dieron al Revolution de Nueva Inglaterra un abultado triunfado 4-1 sobre Vancouver.

En Chicago, Sebastian Grazzini y Dominic Oduro anotaron en la segunda mitad para ayudar al Fire local a imponerse 2-1 al Sporting Kansas City.

Chicago, cuarto e la conferencia este, mejoró a 4-2-3, mientras que el líder Kansas City ha perdido tres seguidos, para caer a 7-3-0.