Un diplomático panameño fue declarado persona non grata en Filipinas ante la acusación de que había violado una mujer en el país, anunció el sábado el gobierno filipino.

La medida fue adoptada el viernes tras la denuncia contra el diplomático de que había violado en abril a una mujer de 19 años, dijo el portavoz del Departamento de Relaciones Exteriores, Raúl Hernández.

La secretaria de Justicia, Leila de Lima, señaló que el diplomático fue arrestado en abril y se le dejo en libertad después de que un tribunal desechara el cargo, en parte debido a la inmunidad del acusado.

Un senador filipino censuró la libertad concedida al diplomático panameño que, según versiones de prensa, partió el viernes en la noche de Filipinas.

Un funcionario de la embajada panameña se rehusó a hacer declaraciones sobre el particular.