Las dos finalistas de Madrid, la bielorrusa Victoria Azarenka y la estadounidense Serena Williams, podrían volver a medirse en el Internacional de Tenis de Roma, aunque esta vez en una eventual semifinal, ya que ambas han quedado situadas en el mismo lado del cuadro en el sorteo celebrado hoy.

Ante la pequeña de las Williams, ubicada en el extremo inferior del lado izquierdo del cuadro, se perfila, no obstante, un camino a priori más difícil que para la número uno del mundo, ya que en octavos podría toparse con la danesa Caroline Wozniacki, sexta favorita del torneo.

En caso de superar el trámite, en cuartos la estadounidense , número 9 del ránking WTA, podría cruzarse con la polaca Agnieszka Radwanska, tercera raqueta mundial, quien por delante, tiene un avance que se perfila fácil, ya que entre sus posibles oponentes figuran jugadoras procedentes de la ronda clasificatoria.

Azarenka, quien el año pasado ante la rusa Maria Sharapova se vio obligada a abandonar las pistas de Roma en cuartos por una lesión en el brazo derecho, disputará su primer partido contra la vencedora del choque entre la israelí Shahar Peer y la china Shiau Peng.

En su camino hacia el trono romano, que podría tener que disputarse precisamente con Sharapova, se perfilan como adversarias en octavos y en cuartos, respectivamente, la eslovaca Dominika Cibulkova, decimocuarta cabeza de serie y la china Na Li, octava cabeza de serie.

En el otro lado del cuadro, Sharapova, podría tener la oportunidad de vengarse de la derrota encajada en los cuartos de final del torneo de Madrid ante Serena Williams, en una eventual semifinal.

Sin embargo, la segunda raqueta mundial podría cruzarse antes con otra Williams, en este caso Venus, que ha entrado al cuadro principal por invitación especial de los organizadores ('wild card') y con la que podría tener que medirse en cuartos.

Sharapova, que llega al torneo del Foro Itálico como vigente campeona, disputará su primer encuentro con la vencedora del choque entre la rumana Monica Niculescu, número 34 del mundo, y la estadounidense Christina Mchale, en el puesto 36 de la WTA.

En caso de superar ese primer trámite, como posible rival de la rusa se perfila la serbia Ana Ivanovic, decimotercera cabeza de serie y con la que se ha enfrentado en un total de seis ocasiones durante su carrera, con un balance a su favor de 4 a 2.

Ya en semifinales, Sharapova podría reencontrarse en la tierra roja de Roma con la australiana Samantha Stosur, quinta favorita, ante quien el año pasado se coronó por primera vez en la capital italiana tras una ausencia de tres años en las pistas del Foro Itálico.

En la final, Sharapova podría tener que vérselas con Azarenka, lo que le daría la oportunidad de igualar a la bielorrusa en el duelo particular que mantienen en este 2012, ya que hasta el momento ambas disputado tres finales, con un balance a favor de la bielorrusa que se ha alzado con la victoria en dos ocasiones.

En la parte superior del lado derecho, se perfila un posible choque en cuartos entre checa Petra Kvitova, cuarta raqueta mundial, y la francesa Marion Bartoli, séptima del mundo, aunque antes ambas tendrán podrían verse obligadas a superar a rivales como la serbia Jelena Jankovic y la alemana Angelique Kerber, respectivamente, en octavos.

También en ese parte de la tabla, quedó ubicada la española María José Martínez, vencedora en 2010 del torneo romano y quien accedió al cuadro principal tras la renuncia por una lesión en la espalda de la eslovena Polona Hercog.

En su primer encuentro Martínez se enfrentará a la sueca Sofia Arvidsson, mientras que la otra española presente en el cuadro principal, a la espera de que se concluyan las rondas clasificatorias, es Anabel Medina, que disputará su primer encuentro con la china Jie Zheng.