Día histórico para el deporte profesional en Houston y en especial para el del fútbol al inaugurarse el nuevo campo del Dynamo de Houston y hacerlo con un triunfo por 1-0 frente al D.C. United.

El único gol del partido y que pasará a la historia del Dynamo fue marcado por su mejor jugador, el centrocampista Brad Davis, que a los 67 minutos disparó potente para batir por toda la escuadra derecha al portero del D.C. United, Bill Hamid, que no pudo hacer nada para desviar el balón.

A pesar de haber encajado el gol, Hamid se convirtió en la figura del D.C. United al realizar tres paradas que salvaron a su equipo de irse del nuevo estadio con un marcador más abultado.

El gol generó el delirio entre los 22.039 espectadores que llenaron el nuevo estadio, que ha costado 95 millones de dólares y se convierte en el número 13 de los que se han construido desde que se estableció la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS).

El partido no tuvo vistosidad en el campo durante los primeros 45 minutos que mostraron a dos equipos sin ideas futbolísticas y sin saber a qué jugaban cuanto tenía en el balón.

De ahí que se fue al descanso con el empate a 0-0, aunque fue el Dynamo el que más propuso para hacer el gol, especialmente en los minutos finales cuando en dos contraataques el balón se fue fuera por poco.

La primera oportunidad clara de gol del Dynamo se dio en el minuto 38 cuando el defensa Bobby Boswell remató fuera por poco, y más fácil lo tuvo para marcar el centrocampista Je-Vaughn Watson, que se encontró en sus botas con el balón rebotado por la defensa del D.C.United, segundos para finalizar el primer tiempo, y con toda la portería a su disposición disparó desviado.

El equipo de Houston sigue con el mismo problema de las temporadas anteriores y es que carece de profundidad en su ataque y siguen con las dificultades a la hora de entregar el balón.

Mientras que el D.C. United con una férrea defensa no dejaba espacio por donde su rival se arrimara con facilidad, pero tampoco arriesgaba con su ataque, en el que los dos jugadores más destacados fueron los delanteros latinoamericanos, el brasileño Maicon Santos y el hondureño internacional Andy Najar.

La segunda mitad mostró de inmediato que el Dynamo salió más decidido a buscar los goles, pero de nuevo eran presa fácil del sistema defensivo establecido por el DC United.

Hasta que llegó la jugada decisiva cuando Davis -que sigue siendo el jugador franquicia del equipo de Houston-, recibió una asistencia del defensa Andre Hainault y sacó el disparo del histórico gol del Dynamo.

Después de encajar el gol, el D.C. United tuvo que abrir sus filas para buscar al menos el empate, y eso permitió al Dynamo que tuviese las oportunidades más claras de gol en las botas del delantero Brian Ching, que confirmó que sus mejores días ya han pasado al fallar dos claras ocasiones de marcar y sentenciar el partido.

La victoria permite al Dynamo romper la racha perdedora de dos derrotas consecutivas y dos empates que había tenido en los últimos cuatro partidos disputados todos fuera de su campo.

El estadio también hace historia al convertirse en el primero dentro del deporte profesional de Estados Unidos que es patrocinado por una compañía española, en este caso BBVA Compass, que es la filial de la institución bancaria con sede central en Bilbao.

El contrato de patrocinio del BBVA Compass del nuevo estadio que lleva su nombre es por los próximos 10 años.