El volante chileno Arturo Vidal está feliz con el scudetto que conquistó con la Juventus y su regreso a la selección chilena, considera que integra el mejor mediocampo del mundo y cierra los oídos a los cantos de sirena del Real Madrid.

Vidal calificó como "muy hermoso e importante haber vuelto a la selección. A veces en la vida suceden cosas que no quisieras. Respondo a la convocatoria con el espíritu correcto, el objetivo es la clasificación al Mundial", según una entrevista que publicó el viernes el Corriere dello Sport.

El jugador fue convocado para los partidos que Chile disputará en junio ante Bolivia y Venezuela por las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de 2014, tras el escándalo por indisciplina ocurrido a finales del año pasado.

Vidal es el único perdonado de los cinco jugadores que fueron suspendidos por 10 partidos en noviembre de 2011 por llegar tarde a la concentración del equipo. Los otros son Carlos Carmona, Jorge Valdivia, Gonzalo Jara y Jean Beausejour.

Según el técnico Claudio Borghi, los cinco futbolistas no habrían llegado en un estado adecuado a la concentración previa a un partido ante Uruguay.

Vidal, por otra parte, fue claro por primera vez en descartar el llamado del Real Madrid: "Estoy feliz aquí y no tengo algún motivo de pensar en otros equipos, juego en la Juve y no puedo pedir más, los tifosi pueden estar tranquilos", expresó.

El director deportivo de los "bianconeri", Giuseppe Marotta, dijo a fines de abril que el Madrid está interesado en el volante chileno, pero la Juve lo declaró intransferible.

Vidal sostuvo que el centrocampo de la "Vecchia Signora", que comparte con Andrea Pirlo y Claudio Marchisio, es "el más fuerte del mundo".

Aunque ya han pasado varios días desde que el domingo pasado se ciñó la corona con sus compañeros juventinos, el jugador está aún "emocionado".

"No encuentro otras palabras para describir sensaciones tan hermosas, el haber conquistado el título es algo tan especial, el éxito más importante de mi carrera", señaló.

Señaló, por otra parte, que a su compatriota Eduardo Vargas, que llegó al Napoli y donde ha tenido muy pocas posibilidades de jugar, hay que darle más tiempo.

"Tiene enormes cualidades, sólo necesita tiempo, es difícil encontrar un espacio donde tienes delante de ti a (Edinson) Cavani, (Ezequiel) Lavezzi y (Marek) Hamsik, tres jugadores entre los más fuertes del mundo, acostumbrados a jugar juntos desde hace muchos años", manifestó.