Emilio J. López

Simpático, con una sonrisa entre pícara y seductora, el joven actor brasileño Rodrigo Santoro confesó hoy en una entrevista con Efe que era "bien jovencito" cuando hizo el amor por primera vez y que la paternidad no le atemoriza, ya que procede de una familia grande y muy unida.

"Esto es confidencial, pero hice el amor bien jovencito... y no entro en detalles", pero, comentó divertido Santoro, de 36 años, "estuve bien. Papá estaría orgulloso. Sé que estuve bien", puntualizó con ironía y entre risas.

El popular y atractivo intérprete brasileño, que se considera un "hombre normal", estrena el próximo 18 de mayo en EE.UU. su nueva comedia romántica, "What To Expect When You're Expecting",en la que encarna a Alex, un artista lleno de inseguridades ante la paternidad y el deseo de su pareja, Holly (Jennifer López) de adoptar un niño.

El actor se deshizo en elogios hacia la cantante y actriz latina de 42 años, a la que calificó de "gran artista y compañera de reparto".

Durante el rodaje del filme, basado en el "best-seller" homónimo sobre el embarazo, la relación con López "fue muy buena", señaló Santoro, quien sintonizó rápidamente con la actriz boricua y, gracias a esta empatía, lograron cuajar una "pareja completamente enamorada que juega mucho entre ellos".

El protagonista de "300" (2006) y "The Last Stand" destacó la humildad de López, una mujer "muy sencilla" que le hizo muy fácil divertirse rodando las escenas de pareja.

Preguntado en qué es lo primero que se fija de una mujer, Santoro se sinceró y dijo que eso "depende de la mujer, ya que la atracción puede venir de varias partes", por ejemplo, "la sonrisa... o el cuerpo en su conjunto".

Precisó que "no hay fórmula para eso", pero que le encanta "el conjunto" de una mujer, la impresión y magnetismo general que desprende. En ese sentido, dijo con una sonrisa pícara, Jennifer López "tiene un conjunto muy bueno. Es una mujer muy linda, y más linda todavía de cerca".

Sobre su mujer ideal, el actor brasileño aseguró que tal ideal no existe porque la "perfección no existe en la vida", pero que, si tuviera que definir en qué consiste, diría que la mujer ideal es "aquella que te hace feliz, que te atrae y gusta".

El actor se mostró encantado con la cinta, una comedia divertida y romántica que plasma, con momentos de gran comicidad, las dudas e inseguridades, los cambios de humor extremos y la alegría desbordante de cuatro parejas que se enfrentan a la paternidad por primera vez.

Para Santoro, el personaje de Alex, un artista muy enamorado de su pareja, Holly, pero al que asaltan las dudas y los miedos ante la adopción de un niño, "representa a todos los hombres del mundo que se sienten así, que son muchos".

"Alex siente que no está listo", para asumir las responsabilidades que entraña la paternidad y la adopción de un niño, explicó Santoro, por lo que Holly, prosiguió, "manda a Alex a que se relacione con un grupo de padres primerizos que van a enseñar a Alex cómo ser un buen papá".

Confiesa que en más de una ocasión alguna admiradora -que con él son "muy cariñosas", comentó- le ha propuesto matrimonio "inmediatamente": "Vamos a casarnos", pero, dice con modestia, la verdad es que lo principal es "que a la gente le guste lo que hago en la pantalla".

A la postre, resaltó, "soy un actor, un trabajador, que hace películas. Un hombre normal".

Respecto a la paternidad, pese a que no entra dentro de sus planes tener hijos todavía, aseguró que, al contrario que pasa con Alex, él no se siente tan inseguro a dar ese paso. "Creo que estoy más listo que Alex" para afrontar la responsabilidad de ser padre.

Sin duda, le ayuda a encarar esa decisión el hecho de venir de una familia "muy grande", a la que se siente muy unido y que le ayuda a comprender que la determinación de ser padres "debe ser algo natural". EFE

emi/mgl