Un hombre prófugo por la muerte de una madre y de la hija de la mujer, así como por el secuestro de otras dos niñas, se suicidó de un disparo en la cabeza durante un operativo de la policía, pero las menores fueron rescatadas ilesas y dadas de alta de un hospital el viernes.

Las autoridades que rastrearon a Adam Mayes hasta una zona boscosa el jueves por la tarde informaron que le pidieron varias veces que se entregara, pero el hombre desenfundó una pistola y se dio un tiro en la cabeza. El FBI lo agregó en la lista de las 10 personas más buscadas en Estados Unidos esta semana por el asesinato de una mujer de Tenesí y la hija mayor de ésta, y por el secuestro de las dos hijas menores.

Mayes, de 35 años, murió en el lugar donde se dio el tiro, mientras Alexandria Bain, de 12 años, y su hermana Kyliyah Bain, de 8, fueron rescatadas en un operativo que puso fin a una búsqueda de casi dos semanas, que inició cuando Jo Ann Bain y sus tres hijas desaparecieron de su hogar en Tenesí el 27 de abril.

Tras recibir una pista, los agentes recorrieron una densa zona boscosa al oeste de la casa de Mayes en Guntown, Misisipí, indicó Aaron T. Ford, agente especial al frente de las oficinas del FBI en Memphis, Tenesí.

Mayes y las niñas se habían ocultado en una estructura de madera en el bosque, de acuerdo con un oficial de la policía que habló a condición de mantener el anonimato dado que no tenía autorizado brindar información.

A las 6:50 de la tarde del jueves, un agente vio a Alexandria Bain en una zona ubicada a unos 90 metros (100 yardas) de una iglesia, dijo Ford. Los policías le gritaron a Mayes que mostrara sus manos, dijo Ford. Pero Mayes sacó una pistola semiautomática que llevaba ceñida a la cintura y se disparó en la cabeza, agregó.

Mayes era acusado de homicidio intencional por las muertes de Jo Ann Bain, de 31 años, y su hija Adrienne Bain, de 14, el 27 de abril. Sus cadáveres estaban enterrados en el exterior de la vivienda de Mayes una semana después de que el esposo de Jo Ann reportó la desaparición.

La esposa de Mayes, Teresa, también es acusada de asesinato en primer grado por las muertes. La mujer dijo a los investigadores que vio a su esposo matar a Jo Ann y Adrienne Bain en el garaje del hogar de la familia Bain en Whiteville, Tenesí, para luego secuestrar a las dos hijas menores, de acuerdo con documentos de la corte.

Teresa agregó que ella fue quien condujo a su esposo, a las niñas y a los cadáveres a Misisipí.

Adam Mayes fue investigado en 2010 por acusaciones de abuso infantil y posesión de pornografía infantil, según registros de la Oficina de la Policía del Condado de Madison en Jackson, Tenesí.

La madre de Adam Mayes, Mary Mayes, también fue acusada de complot para cometer secuestro con agravantes.

___

Los reporteros de The Associated Press Kristin M. Hall, Sheila Burke y Joe Edwards en Nashville, Tenesí, contribuyeron con este despacho.