El papa Benedicto XVI expresó su gratitud tras un concierto de música sacra de Vivaldi y Verdi dirigido por el maestro Riccardo Muti en el Vaticano.

El presidente italiano, Giorgio Napolitano, ofreció el concierto el viernes por la noche en honor al séptimo aniversario de la elección papal de Benedicto XVI. El Papa escuchó el concierto sentado al lado de Napolitano y la esposa del presidente.

Tras la presentación Benedicto felicitó al director italiano, quien le besó la mano. El Papa le entregó a su vez una caja roja con una medalla pontificia.

Benedicto XVI elogió la "emotiva interpretación" de Muti a Vivaldi y celebró su "sensibilidad por la música sacra" y su difusión del género.

Napolitano también le regaló al Papa la partitura de una misa solemne y un violín "valioso", informó el vaticano sin especificar la antigüedad del instrumento. Benedicto XVI es famoso por tocar música clásica en piano para relajarse.

Benedicto XIV, de 85 años, ha usado últimamente un bastón para sus actos públicos, pero el viernes se le vio caminando con firmeza sin él.