Muchas madres reciben flores y agasajos en mayo, pero cuatro latinoamericanas estarán intercambiando golpes en China en busca de su sueño olímpico y un mejor futuro para sus hijos.

Mujeres de Latinoamérica y el resto del mundo compiten desde el sábado en el torneo preolímpico de boxeo en Qinhuangdao, China, en el que se repartirán 36 boletos para los Juegos Olímpicos de Londres.

La región de las Américas tiene ocho invitaciones en juego, y las colombianas Ingrid Valencia y Jhennifer Cáceres, la venezolana Karlha Magliocco y la puertorriqueña Kiria Tapia están entre las candidatas para conseguirlas en sus respectivas divisiones.

Por coincidencia, estas cuatro pugilistas tienen hijos e hijas de cinco años. En sus respectivos países el día de las madres se festeja el domingo, por lo que pasarán la fecha a miles de kilómetros de sus retoños.

Todas debutan el sábado en la fase preliminar de la competencia, en la que participan 305 boxeadoras de 70 países.

Estas cuatro madres pugilistas no sólo han boxeado en el cuadrilátero, sino también en el ring de la vida. Desde pequeñas conocieron la pobreza — las cuatro nacieron en hogares humildes, y las colombianas y la puertorriqueña crecieron en barrios de pandillas, drogas y balaceras.

Valencia (51 kilogramos) y Cáceres (60 kg) tiene hijos varones a quienes los cuidan sus abuelos cuando ellas están en competencias o concentradas en sus entrenamientos.

Valencia, de 24 años y oriunda del Valle del Cauca, es la actual subcampeona panamericana y comenzó a boxear desde los 16 años.

"Me duele dejar a mi niño, pero él sabe que lo hago por los dos y me dice 'mami, tú eres la mejor''', relató Valencia a la AP en una entrevista telefónica desde China. La joven de ojos amarillos y piel morena quiere retomar sus estudios cuando termine su carrera de boxeadora y convertirse en doctora.

Magliocco, de 25 años y quien competirá en los 51 kilogramos, quedó embarazada de un compañero universitario cuando estaba en el primer semestre de su carrera de Eduación Física. La venezolana sólo detuvo su entrenamiento boxístico durante el embarazo, cuando iba por su quinto título nacional.

Por su parte, Tapia es campeona Panamericana en los 60 kilogramos. La boricua quedó embarazada a los 17 años de un compañero que murió en una balacera un año después. Luego nació Angelianys Cruz Tapia, quien cumplió cinco años hace dos días.

Tras conquistar el oro en los Panamericanos de Guadalajara en octubre, Tapia fue recibida en su isla natal con una caravana hasta el residencial Monte Hatillo, donde siempre ha vivido.

Angelianys se montó con ella en el camión destapado de la caravana y saludaba a las personas que se conglomeraron para felicitar a la nueva campeona.

Tapia recuerda que cuando partía hacia China, Angelianys le dijo que quería ir con ella, y cuando le explicó a la niña que no podía, le pequeña le respondió: "Ah, ya sé que no puedo, porque me ponen a pelear".

Valencia y Magliocco serán rivales entre ellas en los 51 kilos, con otras 53 de todo el mundo y nueve de las Américas. Ambas se enfrentaron en los Panamericanos de Guadalajara, donde Valencia salió vencedora.

Las favoritas en la categoría son la estadounidense Marlen Esparza, de origen hispano, y la campeona panamericana canadiense Mandy Bujold. El torneo otorga dos boletos en esta categoría, y la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) otorga una tercera invitación.

Tapia y Cáceres tienen un camino más difícil en los 60 kilogramos, ya que deben jugárselas todas por un solo boleto. La otra boxeadora americana de esta división que irá a Londres será elegida por sus méritos por la comisión que designó la AIBA.

La estadounidense Queen Underwood, la brasileña Andriana Araujo, la argentina Dayana Sánchez y la canadiense Sandra Bizier se perfilan como las rivales más complicadas entre las 56 boxeadoras que compiten en esta división.

En los 75 kilogramos, las Américas tiene dos puestos que se decidirán en el preolímpico y uno que será asignado por la AIBA. La dominicana Yenibier Guillén y la brasileña Roseli Feitosa están entre las latinoamericanas que competirán en este peso.