Las acciones de JPMorgan Chase, el mayor banco de Estados Unidos por activos, caían hoy más de un 8 % en las operaciones electrónicas previas a la apertura de la bolsa de Nueva York un día después de reconocer errores "mayúsculos" que le ocasionaron pérdidas de al menos 2.000 millones de dólares.

Antes de que sonara el tradicional campanazo con el que se da inicio a la sesión regular en el parqué neoyorquino, los títulos de JPMorgan Chase se dejaban un contundente 8,47 % o 3,45 dólares, con lo que se cambiaban a 37,29 dólares.

El golpe se producía un día después de que el banco anunció, una vez cerrados los mercados de valores de Nueva York, que una serie de errores en sus operaciones de derivados propiciaron unas pérdidas de al menos 2.000 millones de dólares para el peso pesado de Wall Street.

La entidad financiera realizó el anuncio a través de un documento presentado ante la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés), pero más tarde el propio consejero delegado de la compañía, Jamie Dimon, mantuvo una teleconferencia con sus inversionistas para explicar lo ocurrido.

Dimon calificó los errores de "mayúsculos" y de haber sido fruto de una estrategia de inversión en sus operaciones de derivados "incompetente", aunque aseguró que la firma "reconocerá" el problema, "lo arreglará y pasará página".

El diario The Wall Street Journal detalla que los errores podrían haber sido cometidos por un corredor de bolsa de JPMorgan Chase en Londres, conocido como "la ballena de Londres", quien habría realizado grandes apuestas a "una recuperación económica sostenida con una compleja red de inversiones ligadas al valor de bonos corporativos".

Las acciones de JPMorgan Chase cerraron la pasada sesión con un ascenso del 0,25 % en la bolsa de Nueva York y en lo que va de año se ha revalorizado un 22,53 %, mientras que en los últimos 12 meses ha perdido el 9,55 %.