Zach Johnson consiguió el viernes ocho birdies para terminar con 66 golpes, seis bajo par, en la segunda ronda del Players Championship, obteniendo un golpe de ventaja entre los jugadores que iniciaron temprano.

Johnson tuvo bogey en el último hoyo, lo cual fue tolerable en comparación con muchos otros jugadores. Martin Laird envió la bola al agua en los hoyos 16 y 17, y jugó los últimos tres con cuatro golpes sobre par para terminar con 73. A pesar de ello, finalizó la jornada sólo dos hoyos atrás, y agradecido de que haya sucedido en viernes y no en domingo.

Para Rory McIlroy no habrá fin de semana en el campo de golf Sawgrass.

El jugador número uno en el escalafón mundial firmó una tarjeta de 76 golpes y no superó el corte. En tres intentos, nunca ha jugado el fin de semana del Players Championship. Fue la primera ocasión en más de un año en que McIlroy no supera un corte.