El Departamento de Servicios a Niños y Familias (DCFS) de Illinois informó hoy de que ha iniciado una investigación sobre la muerte de dos mellizos latinos de cinco meses de edad en su domicilio del barrio mexicano La Villita, en Chicago.

Julián y Giselle fueron encontrados sin vida el jueves por la mañana en la cuna que compartían.

El padre, Josué Romero, dijo a la Policía que había salido temprano para llevar a la escuela a sus otros cuatro hijos y al regresar encontró a su esposa "llorando, tirada en el suelo".

La mujer solamente habría dicho "los niños, los niños", señalando la cuna instalada en la sala del apartamento.

Dijo que los bebés estaban sin conocimiento en la cuna y aunque les mojó la cara con agua fría no logró que reaccionaran.

Romero señaló que aunque los bebés habían nacido prematuros, no sabía que tuvieran algún problema de salud.

"No quiero acusar a nadie, conozco a mi esposa, ella amaba a los niños y nunca les haría daño", según publica hoy el Chicago Sun-Times.

Anna Romero, tía de los bebés, dijo al diario que los hermanitos "estaban fríos y pálidos. Mi hermano trató de resucitarlos, pero era demasiado tarde".

Jimmie Whitelow, de la oficina de prensa de DCFS, dijo hoy que el Estado investiga la posibilidad de que los padres hayan sido negligentes en el cuidado de los bebés.

Según registros de la agencia, este departamento ya había contactado a esta familia en marzo del año pasado por denuncias de abuso y negligencia contra el padre, Josué Romero, y un tío, y en abril se inició un expediente donde se señalaba que "la familia necesitaba apoyos".

Whitelow no ofreció detalles de la investigación del Estado, mientras que a nivel policial se aguarda el resultado de las autopsias para determinar si ambos bebés fueron víctimas del Síndrome de Muerte Infantil Súbita (SIDS). EFE