El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) informó hoy del arresto de 80 inmigrantes con historial criminal durante un operativo de tres días en las Carolinas y Georgia.

Según ICE, la operación "Cross Check" se realizó entre el lunes y miércoles pasado, y todos los detenidos habían cometido algún crimen serio como asalto agravado, violencia familiar, abuso sexual de menores, posesión de drogas, armas, entre otros.

El equipo de Operación de Detención (ERO) de ICE capturó a 33 individuos en Georgia, 15 en Carolina del Sur y 32 en Carolina del Norte, 20 de ellos eran fugitivos de inmigración; 14 habían reentrado al país tras ser deportados, y 46 eran criminales que habían evadido la justicia.

"El resultado de esta operación de cumplimiento de las leyes enfatiza nuestro compromiso con la seguridad pública al arrestar y remover a estos individuos de las comunidades", afirmó hoy en un comunicado Felicia Skinner, directora de ERO en Atlanta (Georgia), que cubre también la jurisdicción de las Carolinas.

El operativo forma parte del Programa de Criminales Extranjeros (CAP), responsable de localizar, detener y deportar a criminales fugitivos, que han cometido faltas mayores y a su vez se encuentran sin documentos migratorios en el país.

Cifras de ICE indican que de los 396.906 inmigrantes deportados en el año fiscal 2011, -una cifrad récord para la agencia desde 2008-, 55 por ciento o 216.698, habían cometido alguna felonía o delito menor.

Estos incluyen 1.119 homicidios, 5.848 ofensas sexuales, 44.653 crímenes relacionados con las drogas, y 35.927 por manejo bajo el estado de ebriedad (DWI). EFE