Las autoridades de Costa Rica decomisaron hoy en un puerto del Caribe de este país 525 kilos de cocaína que estaban ocultos en las paredes de cuatro contenedores vacíos provenientes de Colombia, informó una fuente oficial.

El ministro costarricense de Seguridad, Mario Zamora, declaró en una conferencia de prensa que el hallazgo del alijo se produjo en Puerto Moín, provincia de Limón (Caribe), durante una operación conjunta de varias fuerzas policiales.

La droga estaba distribuida en cuatro contenedores vacíos que, según las autoridades costarricenses, llegaron desde Colombia y que en los próximos días iban a ser cargados con banano para exportar a Europa.

Desde la noche del jueves las autoridades iniciaron una revisión de más de un centenar de contenedores, pues algunas informaciones confidenciales les alertaron de la posible presencia de droga en el sitio.

El ministro dijo que por el momento no hay personas detenidas y calificó el golpe como "una victoria" que se suma a una seguidilla de decomisos al narcotráfico realizados por las autoridades en las últimas semanas, entre ellos uno de 2,1 millones de dólares que eran transportados en un camión el fin de semana pasado.

Según datos oficiales, en lo que va del 2012 las autoridades costarricenses han decomisado unas 4,9 toneladas de cocaína, mientras en todo el 2011 la cifra fue de 7,2 toneladas.