La Guardia Costera de Estados Unidos informó hoy que repatrió a sus respectivos países de origen a 55 inmigrantes cubanos y a 37 haitianos que interceptó en el mar intentando alcanzar las costas de Florida.

Los guardacostas dijeron que los cubanos fueron interceptados en cinco casos separados desde el sábado pasado y los enviaron a Bahía de Cabañas, en Cuba, el jueves.

El grupo de 37 haitianos fue avistado en pasado lunes y repatriado ayer a Cabo Haitien, en Haití.

El capitán Brendan McPherson, jefe del departamento del cumplimiento de la ley del distrito 7 de la Guardia Costera, dijo que esa agencia gubernamental aconseja no realizar travesías marítimas para intentar ingresar de manera ilegal a Estados Unidos.

Advirtió en un comunicado que lanzarse al mar en embarcaciones poco seguras o sin ningún tipo de seguridad pone en riesgo la vida de las personas.

Según un convenio migratorio suscrito entre Cuba y Estados Unidos, los cubanos que son interceptados en el mar, aunque sea a pocos metros de la orilla, deben ser repatriados.

Sin embargo, de acuerdo con una ley estadounidense, aquellos que logran pisar tierra pueden permanecer en este país y al cabo de un año obtener la residencia.

El convenio migratorio entre Estados Unidos y Haití, firmado en 1981, establece que todo inmigrante haitiano interceptado por las autoridades estadounidenses debe ser repatriado.