El Centro Nacional de Justicia Inmigrante de Chicago advirtió hoy que las modificaciones aprobadas a la Ley sobre la violencia en contra de las mujeres (VAWA) por un comité de la Cámara de Representantes "ponen a las víctimas inmigrantes en grave peligro" ante sus abusadores.

En una declaración en nombre de una coalición diversa de grupos que defienden a las inmigrantes sobrevivientes y víctimas de violencia doméstica, el centro afirma que la HR4970 aprobada por 17 a 15 en el comité judicial de la cámara "elimina provisiones importantes que durante casi 20 años han protegido exitosamente a las inmigrantes víctimas de violencia doméstica, agresión sexual y tráfico humano".

Señala que las enmiendas presentadas a la ley de 1994, "fortalecen la mano de los golpeadores y debilitan la protección de sus víctimas, facilitando la agresión contra las mujeres, en particular las mujeres de color".

Dice que desde su creación, la ley VAWA ha creado protecciones para mujeres casadas con ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes, que serían elegibles para obtener el mismo estatus pero son mantenidas indocumentadas por decisión de sus abusadores.

También se creó la visa U para que las víctimas y testigos de violencia doméstica pueden denunciar esos crímenes sin temor a la deportación.

Sin embargo, señala el centro, con las enmiendas propuestas los abusadores pueden ser alertados por Inmigración que sus víctimas están buscando protección y ello podría provocar "actos de represalia violentos".

"Al aprobar la HR4970, el comité judicial envía el mensaje de que está dispuesto a terminar con la protección de miles de inmigrantes sobrevivientes que necesitan desesperadamente de ayuda para su seguridad personal y la de sus hijos", dice la declaración.

"Y todo debido a un puñado de anécdotas sin fundamento sobre solicitudes fraudulentas presentadas bajo la VAWA", agrega.

Según el centro, la coalición trabajó durante más de dos años con el aporte de agencias policiales, organizaciones comunitarias y profesionales médicos para asesorar al Congreso sobre los cambios necesarios para mejorar la ley VAWA.

Sin embargo, los redactores de las enmiendas "no consultaron a quienes están en la primera línea de defensa de las inmigrantes sobrevivientes. En cambio, dieron prioridad a los temores de fraude, poniendo en peligro las vidas de miles de víctimas inmigrantes y sus hijos", concluye. EFE