Agentes del FBI han pasado tres días en Brasil entrenando a policías locales para afrontar ataques terroristas, como parte de las medidas de seguridad que se implementan para la Copa Mundial de 2014.

El Departamento de Seguridad Pública del estado de Sao Paulo dijo el viernes que la capacitación incluyó conferencias sobre respuesta de emergencia y técnicas de investigación de incidentes que involucren químicos y agentes bacterianos, e incluso ataques nucleares.

Brasil nunca ha sido blanco de ningún ataque terrorista grande, pero las autoridades locales dicen que el país podría estar en riesgo en los próximos años al ser sede de acontecimientos deportivos muy importantes como la Copa del Mundo y los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro.

Brasil nunca ha organizado las Olimpiadas y será escenario de la Copa Mundial por primera vez desde 1950. El próximo año se realizará la Copa Confederaciones.