Una de las figuras en el sonado espionaje telefónico de periodistas en Gran Bretaña, la editora Rebekah Brooks, afirmó el viernes que el primer ministro David Cameron le ofreció apoyo cuando fue forzada a renunciar a raíz del escándalo de las prácticas periodísticas ilegales.

Brooks, quien dimitió en julio a la dirección de News International, la división de periódicos del imperio de Rupert Murdoch, dijo con detalles que tenía una estrecha amistad con Cameron, con el ex primer ministro Tony Blair y con sus familias.

La ex directora hizo las declaraciones en un testimonio sobre la investigación que realiza el Reino Unido sobre esa conducta de medios.

En un interrogatorio de seis horas, Brooks mencionó fiestas de Navidad, comidas privadas y almuerzos en hoteles que compartió con los dirigentes políticos más influyentes del país.

También reconoció que se aprovechó de sus medios de acceso para cabildear en el gobierno británico sobre un proyecto empresarial de News Corp. que habría otorgado al imperio de medios de Murdoch un sistema muy rentable de telecomunicaciones por satélite.

Brooks, de 43 años y ex directora de dos periódicos sensacionalistas de Murdoch, ha sido arrestada dos veces e interrogada por la policía sobre escuchas telefónicas ilegales y obstrucción de la justicia. Esos dos periódicos son The Sun y el ahora desaparecido News of the World.

No se lah formulado cargos, pero se encuentra en libertad bajo fianza a la espera de nuevas investigaciones, de modo que el fiscal no la interrogó directamente sobre las escuchas telefónicas.

Conocida por su cabello rizado castaño y un meteórico ascenso de empleada a la principal directora de News of the World, Brooks dijo que Cameron era su amigo personal y vecino en la pintoresca zona de Cotswolds en el sur de Inglaterra.

Brooks dijo que luego de dimitir en julio por el clamor general sobre las escuchas telefónicas había recibido "mensajes indirectos" de apoyo, incluyendo de Cameron. Los mensajes, indicó, eran de texto y fueron enviados por asistentes de políticos, pero mencionando los pensamientos de éstos.

"Recibí algunos mensajes indirectos del Número 10, Número 11, del Ministerio del Interior, del Ministerio de Relaciones Exteriores", afirmó Brooks en alusión a los domicilios oficiales de Cameron, el tesorero George Osborne y otros miembros prominentes del gabinete.

También indicó que intercambiaba mensajes de texto con Cameron al menos una o dos veces por semana en ocasiones como las elecciones nacionales de 2010 en Gran Bretaña.

Confirmó que había conversado con Cameron sobre las escuchas telefónicas de periódicos sensacionalistas, incluso después de la revelación de que News of the World había intervenido el teléfono de la adolescente Milly Dowler cuando desapareció en 2002. La joven fue encontrada después muerta.

El rechazo público por la intervención del teléfono de Dowler obligaron a Murdoch a cerrar en julio a News of the World, que llevaba 168 años de existencia. Entonces, Cameron ordenó la investigación, encabezada por el magistrado Brian Leveson.