El volante salvadoreño Arturo Álvarez, que milita en el Paços de Ferreira portugués, aseveró que "La Selecta" tiene condiciones para vencer en junio a México y Costa Rica y consideró que para lograrlo se necesita "concentración y confianza".

"Los dos rivales son dos equipos muy buenos, pero El Salvador tiene selección para ganarles. Es la segunda fase y nuestro sueño es clasificarnos a otro mundial después del del 82", declaró hoy a EFE Álvarez, quien disputa mañana con el Paços el último partido liguero de la temporada frente al Marítimo de Funchal.

Para el medio zurdo, su selección tiene los suficientes atributos para doblegar a costarricenses y mexicanos y recordó además que cuenta con el aliento de los salvadoreños, que les apoyan "muchísimo".

"La Selecta" se mide el próximo 8 de junio en San José a Costa Rica y recibe el 12 del mismo mes a México en la segunda fase clasificatoria para el Mundial de Brasil en 2014.

Álvarez, que cumple 27 años el próximo 28 de junio, prometió que en ambos compromisos "lo dejará todo" en el campo y deseó que la selección salvadoreña se aproveche del buen momento que vive en Portugal.

"Si no soy yo metiendo goles, que sea dando asistencias. Lo importante es ganar y empezar la segunda fase con pie derecho", apuntó.

El volante ofensivo, contratado por el Paços el pasado enero procedente del Real Salt Lake estadounidense, está muy satisfecho de su recorrido en la máxima división lusa, a pesar de los dos periodos de inactividad que sufrió debido a problemas físicos.

"Creo que he hecho las cosas muy bien hasta ahora, pero pienso que puedo dar mucho más", avisó.

Arturo Álvarez, nacido en Houston (Estados Unidos), pero que optó por representar a El Salvador -el país de sus padres-, suma dos tantos en siete partidos ligueros disputados con la camiseta amarilla de "los castores", el último, de bella factura, marcado el pasado fin de semana ante el Río Ave.

El medio salvadoreño está considerado la principal figura del conjunto junto al delantero Rodolfo Zelaya, del Alania ruso, y el centrocampista Andrés Flores, del Viborg danés. EFE