El magnate brasileño Eike Batista, el hombre más rico del país, anunció hoy la compra de la mitad del capital de la empresa que gestiona el multitudinario festival de música Rock in Río.

Batista, a través de su empresa de entretenimiento IMX, adquirió la mitad de las acciones de la compañía Rock World, propietaria de la marca Rock in Río, que está controlada por el empresario brasileño Roberto Medina.

El valor total de la operación de compra no fue divulgado y Batista se limitó a decir en una rueda de prensa que el costo de la inversión fue "el suficiente".

El acuerdo prevé la inversión de 350 millones de dólares en los próximos cinco años en el festival y en promover la marca Rock in Río en todo el mundo.

Los responsables explicaron que su objetivo es expandir a otros continentes el festival, que ya ha realizado ediciones en Brasil, España y Portugal y va a realizar su primera cita en Argentina el año entrante.

Roberto Medina continuará gestionando los dos festivales y ocupará el cargo de director presidente de la nueva empresa, mientras que IMX se ocupará de la estructura financiera.

El festival nació en 1985 en Río de Janeiro y ya ha celebrado diez ediciones, cada vez más multitudinarias, entre esa ciudad brasileña y las capitales de España y Portugal.

Las próximas ediciones del Rock in Río se celebrarán en Lisboa y Madrid, entre los próximos mayo y julio, y en 2013 tendrá lugar en Río de Janeiro y Buenos Aires.

En sus primeras ediciones el festival se centraba solo en rock, pero progresivamente ha introducido otros ritmos, principalmente el pop y la música electrónica.

Eike Batista es el séptimo hombre más rico del mundo, con una fortuna de cerca de 30.000 millones de dólares, según la revista Forbes.

El magnate es el dueño del conglomerado EBX, que incluye empresas de los sectores del petróleo, minería, electricidad, construcción civil y naval, logística y entretenimiento.

A través de IMX, su filial de entretenimiento, Batista acaba de comprar los derechos televisivos del campeonato de artes marciales mixtas UFC, muy popular en Brasil, patrocina un equipo de voleibol y también pretende presentarse a una futura licitación para administrar el estadio Maracaná de Río de Janeiro, según medios locales.