La tasa de desempleo abierto en México se ubicó en el 4,9 % de la Población Económicamente Activa (PEA) en el primer trimestre del año, cifra inferior al 5,2 % del mismo período de 2011, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

"En el trimestre de referencia, la población desocupada se situó en 2,4 millones de personas", precisó el Inegi en un comunicado.

En el primer trimestre, la PEA de México alcanzó 49,6 millones de personas, equivalente al 58,4 % de los 112 millones de habitantes.

El Inegi, el único organismo que proporciona estas cifras en México, considera empleadas y por ello parte de la PEA a las personas mayores de 14 años que trabajan al menos seis horas a la semana y en cualquier puesto.

La tasa de desocupación entre enero y marzo fue más alta en las ciudades de más de 100.000 habitantes, donde llegó al 5,9 % mientras que en las localidades rurales no superó el 4,6 %.

Según las autoridades, más del 40 % de la población mexicana vive en la pobreza.

La población subocupada, aquella que necesita trabajar más tiempo y busca ocupaciones complementarias o amplía su horario, se situó en el primer trimestre en 4 millones de personas, el 8,6 % de la población ocupada, frente al 8,2 % del mismo periodo del año anterior.

Asimismo, el Inegi indicó que la población ocupada en el sector informal de la economía alcanzó a 13,7 millones de personas, lo que representó el 29,1 % de la población.

De la población ocupada con relación al sector económico en el que trabaja, refiere que 6,3 millones de personas (13,4 %) trabajan en el sector primario, 11,2 millones (23,7 %) en el secundario o industrial y 29,3 millones (62,2 %) están en el terciario o de los servicios, mientras que el 0,7 % restante no especificó su actividad económica.

El 66,3 % de los trabajadores son asalariados, el 22,8 % autónomos, el 6,1 % son personas sin pago fijo que trabajan en negocios o parcelas familiares y un 4,8 % es empleador o patrón.

México cuenta con 112,3 millones de habitantes, según el último censo de población, de los cuales 52 millones viven en la pobreza. EFE