Ecuador y Colombia son los países que más gastan en defensa en Suramérica en relación a su Producto Interno Bruto (PIB), según el primer informe que revela datos oficiales de toda la región, el cual fue distribuido hoy por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

En 2010, el último año del que el estudio da cifras, Ecuador dedicó un 2,74% de su PIB a las fuerzas armadas, frente al 1,89% de Colombia, el 1,49% de Surinam, el 1,47% de Bolivia y el 1,4% de Chile.

En media, el gasto militar de Suramérica se ha mantenido estable de 2006 a 2010 en un promedio de 0,91%, por debajo de otras regiones, según el Centro de Estudios Estratégicos de Defensa de la Unasur, que recopiló los datos y presentó su informe preliminar en Quito.

Ese órgano, establecido hace un año en Buenos Aires, concluye que en ese periodo no hay cambios significativos, "ni elementos que permitan establecer una tendencia armamentista o reflejen una militarización de la región".

Se trata de la primera vez que los doce gobiernos suramericanos se revelan unos a otros cuánto gastan en defensa, una medida con la cual pretenden fortalecer la confianza mutua y evitar conflictos.

La puesta en común de los datos es resultado de la labor de tres años de un grupo de trabajo compuesto por Chile, Ecuador y Perú, que estableció una metodología común para la medición del gasto militar.

En 2010 la región dedicó a defensa 33.200 millones de dólares, frente a los 17.650 millones de 2006, pero el porcentaje con respecto al PIB se mantuvo estable debido al crecimiento económico en Suramérica, que apenas sufrió por la crisis en los países avanzados.

De forma acumulada en ese período los doce países gastaron 126.110 millones de dólares para ese fin, un 43,7% de los cuales correspondió a Brasil, seguido de Colombia con el 17% y Venezuela con el 10,7%.

Casi un 60% de ese gasto en ese quinquenio fue al pago del personal, mientras que el resto se empleó en operaciones y mantenimiento, inversiones e investigación, en ese orden.

El informe revela además que en Suramérica hay casi tres soldados por cada mil habitantes, una cifra que se ha mantenido prácticamente sin cambios desde 2006.

El ministro de Defensa de Ecuador, Miguel Carvajal, dijo hoy en un comunicado que el gasto de su país se dirige al mantenimiento del personal y las inversiones realizadas para poder recuperar la capacidad operativa, especialmente en la Fuerza Aérea, además del trabajo en la frontera.

El informe contiene datos de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela, que son los miembros de la Unasur.