El jugador dominicano de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) con los Chargers de San Diego Luis Castillo está orgulloso de representar a su comunidad en un deporte con pocas figuras latinas.

Castillo, quien fue portada de la versión en español del popular videojuego "Madden NFL" en 2008, dijo a Efe que cuando era chico, pese a disfrutar ver los partidos de la NFL en televisión y jugar videojuegos de ese deporte era incapaz de imaginarse a un jugador con su nombre porque no veía a hispanos en la liga.

Por ello, haber sido elegido para ser la portada del popular videojuego ha sido importante para él.

"Tengo un gran orgullo de representar a la gente trabajadora hispana, que con gran dignidad y honor viene a este país. Es por ellos que tengo como meta competir, jugar, divertirme y trabajar para que ésta sea una gran temporada para el equipo y así dar también felicidad a nuestros partidarios", señaló.

Castillo, de 28 años, dijo que particularmente en el caso de los jóvenes es importante que se sientan orgullosos de sus orígenes, y que estén conscientes de que deben de ser responsables de sí mismos, una lección que le ha servido mucho en la vida.

Nacido en Brooklyn, Nueva York, Castillo se mudó a la República Dominicana cuando era apenas un bebé de meses, y permaneció ahí hasta que cumplió cinco años antes de regresar a EE.UU.

Graduado de la Universidad Northwestern, donde fue seleccionado como un deportista All-American con honores académicos, Castillo ha jugado toda su vida profesional con los Chargers, que lo ficharon en la primera ronda del sorteo de 2005.

Fue el segundo jugador dominicano en haber sido seleccionado en el sorteo y en jugar como titular en la NFL, después de Stalin Colinet, en 1997.

En su posición como exterior defensivo izquierdo, Castillo representa una barrera temible contra los tacleadores derechos rivales.

Castillo agradece a su madre, María, por alentarlo a mantenerse en el deporte, y por darle un ejemplo con su perseverancia, pues ella ha tenido mucho éxito en Nueva York con una empresa de importación de productos para el cabello dominicanos que luego de muchos años factura ahora millones de dólares.

El deportista confía en que el equipo retome el camino ganador en la temporada 2012 y que en lo personal pueda volver a su nivel acostumbrado, tras haber firmado para seguir con el equipo al menos otro año protegiendo la línea defensiva.

"Personalmente, me gustaría que el equipo regrese a los niveles en los que había estado. La temporada pasada fue difícil, en la línea defensiva tuvimos errores, particularmente al defender la tercera posesión y permitir que los rivales convirtieran", dijo.

Los Chargers se encuentran en su trabajo de pretemporada alistando todo para el inicio formal de partidos que tendrán su fecha inaugural el 5 de septiembre de este año.

Tras el sorteo de selección de jugadores, realizado a finales de abril de este año, los Chargers añadieron a otro hispano en su línea defensiva, Kendall Reyes, comandada por Castillo.

"Mi temporada pasada fue difícil, debido a las lesiones que sólo me permitieron participar en un partido luego de jugar 16 en el 2010", dijo Castillo, un jugador de 6 pies 3 pulgadas (1,91 metros) y 290 libras de peso (132 kilos), refiriéndose a la fractura de tibia que sufrió en el partido inaugural contra Minesota.

A principios de abril pasado, los Chargers lo firmaron para una extensión de un año por un millón de dólares, con otro millón de dólares como incentivo por tiempo jugado.

En enero pasado fueron removidos tres tornillos de su rodilla, pese a lo cual dijo que ahora está "recuperado al cien por ciento" y listo para competir a fin de ganarse de nueva cuenta una posición titular en el equipo.EFE

esh/cs/ma