Un total de 107 personas fueron detenidas en Santiago, tras la goleada de 6-0 que la Universidad de Chile le propinó al Deportivo Quito ecuatoriano para clasificarse a los cuartos de final de la Copa Libertadores, informaron hoy fuentes policiales.

Del total de detenidos, 31 fueron acusados de infracción a la ley de drogas y los demás por desórdenes y desacato a la autoridad, precisaron las fuentes.

Entre los detenidos, que pasaron la noche en una comisaría de Carabineros, estuvo Alcides Castro, alias "Anarkía", uno de los cabecillas de la barra brava de la Universidad de Chile conocida como "Los de Abajo".

Millares de seguidores del equipo universitario se derramaron por las calles de Santiago tras el partido, en el que el equipo dirigido por el argentino Jorge Sampaoli revirtió una derrota de 4-1 cosechada en el partido de ida, para seguir con vida en el máximo torneo continental de clubes.

Una gran parte de los hinchas llegaron hasta la céntrica Plaza Italia de Santiago, tradicional punto de celebración de éxitos deportivos, donde los festejos esta vez fueron tranquilos y al cabo los fanáticos se retiraron tranquilamente, dijo a los periodistas el comandante de Carabineros Roberto Saldías.

La goleada y la clasificación de la U de Chile ha sido calificada de "hazaña" por comentaristas, expertos y la prensa deportiva, que ya situó al equipo como candidato al título de la Libertadores, aunque el técnico Sampaoli y sus jugadores han puesto paños fríos al exceso de optimismo.

Para el técnico, el mayor desafío de la U son los próximos compromisos, es decir el Libertad de Paragua su rival en cuartos, y la Universidad Católica, a quien su equipo debe visitar este fin de semana, en el torneo local.

En este momento, "hay que pensar en Universidad Católica y planificar el partido en Paraguay. Otra cosa es irresponsable", sentenció.