El arquero Juan Pablo Carrizo espera que su buena campaña con el Catania le sirva de trampolín para volver a la selección argentina.

"Siempre sueño con volver, no dejo de pensarlo, la selección es el sueño de cada jugador", declaró Carrizo en una entrevista que publicó el viernes el Corriere dello Sport. "Pero ahora sólo pienso en jugar bien con el Catania, sólo así podré esperar una nueva convocación".

El portero perdió su puesto en la selección tras su desafortunado paso por la Lazio, pero ahora ha sido fundamental en la buena campaña del Catania, donde ha vuelto a jugar como en sus mejores tiempos.

"En Catania he vuelto a nacer, ha sido una segunda ocasión importantísima para mi carrera", apuntó. "En Catania he encontrado la cosa más importante: la confianza de las personas que me siguen, que están junto a mí, los dirigentes, los técnicos y los compañeros, lo cual me faltaba".

En cambio, dijo, "tuve poco tiempo para darme a conocer en la Lazio, donde jugué sólo seis meses, tenía necesidad de sentir la confianza en mí, de alguien que me hablara, pero no tuve a nadie".

Carrizo llegó a préstamo en enero al Catania, pero el club está dispuesto a pagar los dos millones de euros (2,5 millones de dólares) que pide la Lazio para la cesión definitiva de su pase.

El arquero tiene un contrato hasta 2013 con la Lazio, que lo adquirió de River Plate por siete millones de euros (nueve millones de dólares). Sólo jugó 26 encuentros con el equipo romano y posteriormente fue sustituido por el portero uruguayo Fernando Muslera, quien juega ahora en Turquía con el Galatasaray.

El jugador argentino vivió un período difícil — fue cedido a préstamo a la Real Zaragoza y después a River — hasta que desembarcó en Sicilia.

Carrizo desea quedarse en el Catania: "Me encuentro muy bien y espero que el club haga algo por mí al final de esta temporada. Finalmente he encontrado continuidad en el juego, la tranquilidad necesaria para expresarme de la mejor manera y para hacer ver quien soy también aquí en Italia".