El candidato de la oposición venezolana a la Presidencia, Henrique Capriles, afirmó hoy en Barinas, el estado natal del presidente Hugo Chávez, que no entiende la preocupación del Gobierno por él, si dicen que tienen una ventaja del 2.000 % de cara a las elecciones del 7 de octubre.

"Si están ganando por 2.000 %, ¿cuál es el miedo que tienen a que yo recorra Barinas, cuál es el miedo a que yo venga casa por casa diciéndole a nuestro pueblo cuál es mi propuesta?", se preguntó Capriles ante los periodistas.

El candidato opositor, de 39 años, se refirió así a recientes encuestas que dan una holgada ventaja en intención de voto al presidente Chávez, de 57, que lleva en el poder desde 1999, aspira a logra una tercera reelección en octubre y se encuentra actualmente en Cuba tratándose de un cáncer.

Capriles denunció que el oficialismo hace "dos pasadas" cada vez que él visita una localidad del país: una para "montar operativos, cosas que no han hecho en años", y otra para "amedrentar a las personas, amenazarlas" antes de que él llegue en campaña.

"Yo creo que a ellos les preocupa que van a perder el poder, porque el gobierno que viene es un gobierno de bienestar para los venezolanos y se acabó la división", manifestó.

Por otra parte, Capriles rechazó la denuncia hecha este jueves por el canal estatal de televisión VTV según la cual un periodista de ese medio fue supuestamente golpeado por personas de su equipo.

Al respecto afirmó que el oficialismo manda a "algunos" a "sabotear" las actividades y a "tratar de inventar también que si los golpearon".

"Rechazo la violencia y ninguna persona que está montada en este proyecto (...) puede ponerse del lado de la violencia", señaló en Barinas.

Encuestas publicadas en los últimos días, como la de GIS-XXI, que dirige el exministro Jesse Chacón, indican una ventaja de 36 puntos en intención de voto de Chávez sobre Capriles para las elecciones del 7 de octubre.

En los últimos meses se han publicado sondeos que dan casi unánimemente una ventaja a Chávez sobre Capriles, que fluctúa entre los 5 y los 36 puntos, aunque el candidato opositor ha afirmado que se encuentra "cabeza a cabeza" con su contendiente.