Una pronunciada contracción en el precio de la gasolina y otros productos energéticos hizo que bajaran en abril los precios al por mayor en Estados Unidos.

El Departamento del Trabajo dijo el viernes que el índice de precios al productor bajó un 0,2% el mes pasado frente a marzo. Fue el primer retroceso desde diciembre y el mayor desde octubre.

Los precios al por mayor bajaron el mes pasado un 1,7%, la mitad debido al abaratamiento de la energía, el único sector importante que retrocedió.

En los últimos 12 meses concluidos en abril, los precios al por mayor han crecido un 1,9%, la menor cantidad desde octubre del 2009. En julio del año pasado crecieron un 7,1%.

Con la exclusión de los alimentos y la energía, los bienes de mayor consumo, la inflación subyacente subió el mes pasado un 0,2% y en los últimos 12 meses terminados en abril, la cifra fue de un 2,7%, una baja mínima frente a marzo.

La moderación de la inflación da a la Reserva Federal amplitud para mantener en casi cero la tasa preferencial.

El economista Paul Ashworth, de la firma Capital Economics, dijo que hasta que la inflación subyacente descienda más, no cree que la Reserva Federal lanzará otro plan de estímulo para apuntalar el crecimiento.

El abaratamiento de la gasolina, aunque muy modesto, fue bienvenido por los consumidores. La gasolina a nivel consumidor ha bajado un 5% desde principios de abril. El promedio nacional bajó el jueves a 3,74 dólares el galón (3,79 litros), unos 20 centavos menos que hace un mes.

La economía creció en el 2011 un 1,7%.

En abril, los precios de la energía bajaron un 1,4% y el precio del gas natural para el consumo de los hogares cayó un 3,1%.

El precio de los alimentos creció un 0,2%, debido especialmente a un encarecimiento del 4,3% en el precio al por mayor de carne vacuna. Los huevos subieron un 17,3% y la fruta un 3,7%.

Fuera de los alimentos y la energía, el precio de los automóviles aumentó un 0,1% en abril tras hacerlo un 0,8% en marzo.