El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, anunció hoy que dejará su cargo si es elegido director general de la Dirección de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y señaló que esa decisión es fruto del consenso con el presidente Juan Manuel Santos.

"Si los Gobiernos, empresarios y trabajadores del mundo nos dan el respaldo a la Dirección General de la OIT, sabríamos cumplir con ese compromiso y no tendríamos ningún problema con el presidente Juan Manuel Santos en sacrificar esta función en la Vicepresidencia", afirmó Garzón en un acto en Bogotá.

Desde el anuncio de su candidatura en octubre de 2011, Garzón había evitado pronunciarse sobre su papel en la Vicepresidencia de Colombia si es elegido en la votación del próximo 28 de mayo para sustituir al chileno Juan Somavia, en el cargo desde 2003.

"Si yo llegara a ser director de la OIT tendría que cumplir con el mandato de ese organismo y tener una mirada universal para los Gobiernos, empresarios y trabajadores y buscar una relación armoniosa entre los tres sectores", indicó el candidato latinoamericano para el organismo.

Garzón, de 65 años, que fue un activo líder sindical, dijo que de ser elegido se centrará en solucionar el desempleo juvenil y femenino, luchar por los derechos de los inmigrantes y buscar el enfoque de los derechos humanos en cada una de las decisiones y acuerdos.

El ministro de Trabajo de Colombia, Rafael Pardo, llamó a votar al vicepresidente y elogió sus capacidades.

"Para Colombia cambiarían las cosas radicalmente en el mundo laboral si Angelino Garzón es escogido como director de la OIT porque después de Lula, es el dirigente social más importante de América Latina", destacó Pardo.