El ministro de Finanzas de Alemania, Wolgang Schaeuble, afirmó que la Eurozona tiene capacidad para afrontar una salida abrupta de Grecia, aunque él específicamente no desea que ocurra tal cosa.

Grecia debe cumplir sus obligaciones financieras para permanecer en el bloque de 17 naciones, aunque no se le puede obligar, señaló Shaeuble, según la edición del viernes del periódico Rheinische Post.

Si Grecia se retirara, dijo Schaeuble, "habríamos aprendido bastante en los últimos dos años y diseñado mecanismos de protección".

"El peligro de las repercusiones (de un retiro de Grecia) en otros países de la Eurozona se han reducido y el bloque en general ha incrementado su resistencia", apuntó.

Grecia intenta formar un nuevo gobierno y afronta el peligro de que le sean interrumpidos los créditos externos que sustentan sus fianzas si no aprueba ulteriores medidas de austeridad y otras reformas.