El operador turístico TUI AG, participado por empresas españolas, sufrió en el primer trimestre de 2012 (correspondiente al segundo trimestre de su actual año fiscal) una pérdida neta de 185 millones de euros, un 29 % más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

TUI informó hoy de que los números rojos se debieron a los costes por los cambios en sus actividades en Francia y los problemas en el transporte marítimo por contenedor.

Las actividades turísticas mejoraron por la recuperación de los viajes al norte de África y el aumento de los ingresos por ofertas de vacaciones exclusivas.

El volumen de negocios subió un 7 %, hasta 3.300 millones de euros.

La pérdida operativa antes de intereses, impuestos y amortizaciones se redujo en un 12 %, hasta 224 millones de euros.

La compañía naviera de transporte por contenedor, en la que TUI mantiene una pequeña participación, lastró los resultados de TUI con 50 millones de euros.

El consejero delegado de TUI, Michael Frenzel, prevé una pequeña subida de la facturación y de la ganancia operativa en el conjunto del año fiscal 2011-2012, que finaliza el 30 de septiembre.

TUI AG, que cotizan en el índice MDAX de la bolsa de Fráncfort, subían un 0,6 %, hasta 5,19 euros, tras la apertura de la negociación.