La Justicia Electoral suspendió el jueves la inscripción de paraguayos residentes en el extranjero para votar en las elecciones generales de abril de 2013, luego que el presidente Fernando Lugo vetó una ley de ampliación de presupuesto por 50 millones de dólares aprobada por el Congreso.

Con esa extensión presupuestaria debían cubrirse los gastos de viajes y costos administrativos de funcionarios de la Justicia Electoral a Estados Unidos, Argentina, Brasil, Uruguay y países de Europa para incorporar en una nómina a los paraguayos residentes en esos países para su posterior habilitación para votar presidente y vicepresidente, legisladores y gobernadores.

"Tengo que ser sincero con la ciudadanía porque habiendo tantas necesidades de emergencia, creo que no era el momento adecuado para un aumento así, desproporcional, para la Justicia Electoral", dijo Lugo en conferencia de prensa justificando su veto. La ley retornará ahora al Parlamento.

Entre las necesidades de emergencia se encuentran la asistencia a unas 215.000 familias en extrema pobreza en el interior del país afectadas por una larga sequía.

No obstante, Alberto Aranda, asesor de comicios de la Justicia Electoral, dijo en entrevista con The Associated Press que "con el veto se suspendió la inscripción de compatriotas en el exterior porque la ley establece que cada individuo debe anotarse personalmente en el padrón electoral hasta el 31 de mayo de 2012 si desea votar en las internas de los diferentes partidos y hasta el 31 de octubre de 2012 si desea votar en abril de 2013".

Lamentó que el referendo realizado en octubre de 2011 en el que la ciudadanía aprobó mayoritariamente el voto de los compatriotas en el extranjero "no haya servido de mucho".

"Con el presupuesto de gastos 2011 estuvimos en Europa, Estados Unidos y Argentina inscribiendo a los paraguayos pero en total sólo 20.000 personas se registraron para votar. Y lo más llamativo fue que supuestamente en Argentina residen 500.000 paraguayos, pero en ese país apenas 14.000 mostraron interés en el sufragio", especificó.

Aranda comentó que, aproximadamente, 60.000 paraguayos viven en España y otros 30.000 en Estados Unidos.