El presidente francés, Nicolas Sarkozy, aceptó hoy la dimisión que le había presentado el primer ministro, François Fillon, en nombre de todo el Ejecutivo, que estará en funciones hasta el nombramiento de uno nuevo, el próximo martes, informó la Presidencia.

La dimisión del Gobierno, un trámite legal, se produce el mismo día en el que el Consejo Constitucional proclamó oficialmente los resultados de las elecciones presidenciales del pasado domingo y un día después de haber celebrado su último Consejo de Ministros.

El Ejecutivo de Fillon gestionará el día a día hasta que el próximo martes el presidente electo, François Hollande, tome posesión del cargo y nombre un nuevo Ejecutivo.

Fillon, de 58 años, ha estado al frente del Gobierno desde el 17 de mayo de 2007, lo que le convierte en el primer ministro más longevo después de Georges Pompidou y por delante del socialista Lionel Jospin.

El todavía primer ministro no ha desvelado cual será su futuro, aunque todo apunta a que se presentará a las legislativas del mes próximo en una circunscripción de París, tras haber sido elegido en varias ocasiones en el departamento de Sarthe, en el centro de Francia.

Además, es uno de los favoritos para dirigir el partido conservador UMP, junto con el actual secretario general, Jean-François Copé.