El Gobierno de Ecuador y el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) llegaron hoy a un principio de acuerdo para poner fin a la disputa que les enfrenta desde hace meses tras la intervención gubernamental de 40 federaciones deportivas que amenazaba la participación del país en los Juegos de Londres.

El principio de acuerdo fue sellado por el ministro de Deportes, José Francisco Cevallos, y el presidente del COE, Danilo Carrera, que se entrevistaron durante más de cuatro horas en la sede el Comité Olímpico Internacional (COI), en la ciudad suiza de Lausana.

En la reunión participaron también el director del COI de Relaciones con los Comités Olímpicos Nacionales (ACNO), Pere Miró, y el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, en calidad de mediador, y los asesores jurídicos de Cevallos y Carrera.

"Entendemos que hemos encontrado vías de solución prácticas, concretas, que van a permitir que dentro del total respeto a la carta y los principios olímpicos el Gobierno (ecuatoriano) pueda desarrollar una política deportiva que es legítima", dijo Miró.

"Hemos logrados unos muy buenos acuerdos", añadió Miró, que lanzó un mensaje de "tranquilidad" a los deportistas ecuatorianos: "si todo esto se cumple como hemos acordado, realmente la participación de los deportistas a nivel internacional no está en entredicho".

El principio de acuerdo se plasmará en los próximos días en un escrito que comprometerá a las partes a buscar una solución definitiva a este conflicto entre el Gobierno y el COE.