El presidente de Perú, Ollanta Humala, llegó hoy a Seúl para una visita de tres días a Corea del Sur, orientada a estrechar las relaciones políticas y económicas e impulsar las inversiones en su país, informaron a Efe fuentes diplomáticas peruanas.

Humala arribó poco después de las 15.00 hora local (06.00 GMT) a la capital surcoreana procedente de Japón, donde estuvo tres días como parte de la que supone su primera visita a Asia desde que asumió el poder, en julio de 2011.

Está previsto que el mandatario peruano visite hoy la Torre Memorial en honor a los mártires de la Guerra de Corea, ubicada en el Cementerio Nacional de Seúl, y después se dirigirá a la Casa Azul (Casa Presidencial) para mantener una cita con su homólogo surcoreano, Lee Myung-bak.

Se espera que ambos líderes suscriban durante su encuentro, que tendrá lugar hacia las 17:30 hora local (08:30 GMT), la llamada Declaración de Asociación Estratégica Integral, por la que Perú y Corea acordarán ampliar su cooperación e intercambios bilaterales en varios ámbitos.

La cancillería peruana adelantó que Lee y Humala también abordarán cuestiones de cooperación en materia de becas universitarias y seguridad ciudadana, y establecerán un fondo para financiar proyectos de cooperación al desarrollo.

Ambos países trabajarán, asimismo, en acuerdos para favorecer el deporte y en la creación de un centro de ciencia y tecnología e innovación, al tiempo que buscarán cooperar en el ámbito oceanográfico.

Humala participará mañana en un "Road Show" de Promoción de Inversiones y celebrará un encuentro con empresarios coreanos en Seúl, antes de partir a la ciudad de Ulsan, en el sureste del país, para conocer algunos de los principales centros petroquímicos e industriales coreanos.

Por último, se dirigirá a la ciudad de Yeosu, en el suroeste de la Península Coreana, para inaugurar el pabellón de Perú en la Expo 2012, que comenzará oficialmente el sábado con la conservación global de los océanos y los recursos marinos como tema central.

Antes de aterrizar en Corea del Sur, Ollanta Humala realizó una visita oficial de tres días a Tokio, en la que se concretaron créditos para el desarrollo por unos 250 millones de dólares y que también sirvió para promocionar en Japón las oportunidades de comercio e inversión en Perú.