La canciller alemana, Angela Merkel, consideró hoy que la situación en Afganistán es "suficientemente estable" como para mantener el calendario previsto para la retirada de las tropas internacionales en 2014.

Tras diez años de "misión continuada", persisten los atentados contra las tropas de la OTAN, pero se han logrado "los objetivos fundamentales" de la misión y los talibanes están "debilitados", dijo Merkel, en una declaración de gobierno ante el Bundestag (Parlamento), de cara a la próxima cumbre de la OTAN en Chicago (EE.UU).

Las fuerzas afganas alcanzarán este año el contingente propuesto de los 360.000 efectivos, por lo que llegó el momento de transferirles, de acuerdo a lo previsto, el control de la situación, añadió la canciller.

Merkel garantizó a sus aliados, de cara a la cumbre de los próximos 20 y 21 de mayo, que se ceñirá a la "estrategia conjunta", lo que implica el calendario de retirada.

La canciller instó asimismo a Rusia a "cooperar" en el previsto despliegue de un escudo antimisiles en Europa, otro de los asuntos a tratar por la Alianza Atlántica en la cita de EE.UU, cuestión para la que Moscú exige garantías jurídicas de que no apuntará a sus fuerzas nucleares.

Alemania tiene actualmente unos 5.000 soldados desplegados en Afganistán, lo que le convierte en el tercer contingente de la tropa internacional, tras los de EE.UU y el Reino Unido.

La canciller recordó, asimismo, el compromiso alcanzado en la pasada conferencia de Afganistán, celebrada en diciembre en Bonn, según el cual tras completarse la retirada de las tropas, en 2014, se entrará en un periodo de transición de otros diez años, en el que la comunidad internacional mantendrá su apoyo a Afganistán.

El futuro de Afganistán y la retirada de las tropas internacionales centrará la cumbre de la OTAN en Chicago.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) tiene previsto traspasar por completo la responsabilidad sobre la seguridad nacional afgana al Gobierno de ese país a finales de 2014, pero espera continuar con un papel de apoyo y seguir con las operaciones de entrenamiento.