Un libanés fue secuestrado ayer en el norte del Líbano por agentes de seguridad sirios que se adentraron en el país y lo llevaron a su territorio, informó hoy a Efe una fuente policial libanesa.

Las fuentes explicaron que guardias fronterizos de Siria cruzaron el río Kabir y penetraron en el Líbano, cerca de la localidad fronteriza de Abudiya, donde raptaron al ciudadano libanés, identificado como Mahmud Ibrahim.

Ayer, una mujer de 75 anos murió por el impacto de una bala en la cabeza disparada desde el lado sirio de la frontera.

Este suceso se une a una serie de ataques que han tenido lugar en la frontera entre el Líbano y Siria en los últimos meses como consecuencia del conflicto en que este último país se ha visto inmerso desde marzo de 2011.

El pasado 9 de abril, un cámara de una televisión libanesa falleció en la zona septentrional de Wadi Jaled, fronteriza con Siria, por disparos procedentes del lado sirio, mientras grababa un reportaje sobre los refugiados sirios en el Líbano.

Al menos 24.000 sirios se encuentran en el Líbano tras huir de la violencia en su país, según los últimos datos de la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR).