Un tribunal iraquí pospuso hoy hasta el 15 de mayo la próxima vista del juicio al vicepresidente suní del país, Tareq al Hashemi, acusado de terrorismo y actualmente en Turquía, tras el recuso de apelación de su defensa, dijo a Efe una fuente judicial.

La fuente del Consejo de la Justicia Suprema de Irak explicó que la corte decidió fijar esa fecha, tras una serie de deliberaciones entre sus miembros, que anteriormente habían decidido retrasar el juicio indefinidamente.

La decisión se tomó después de que una corte de apelaciones aceptara el recurso presentado por la defensa de Al Hashemi, que considera que la instancia que juzga al vicepresidente no tiene competencias para procesarlo.

La corte de apelaciones todavía no se ha pronunciado sobre si el caso será transferido al Tribunal de Unidad Supremo, tal y como han solicitado los abogados defensores.

Así que, aunque ya se sabe la fecha para la reanudación del juicio, se desconoce ante qué tribunal se celebrará la sesión.

Al Hashemi y sus guardaespaldas están acusados de haber cometido diversos crímenes, entre ellos los asesinatos de seis jueces, de un director general en el Ministerio de Seguridad Nacional, un oficial del Ministerio del Interior y una abogada.

Trece guardaespaldas de Al Hashemi han sido puestos en libertad por falta de pruebas, mientras que otros 73 permanecen detenidos.

El vicepresidente suní, inculpado por haber encomendado supuestamente a sus guardaespaldas varios asesinatos en Irak, buscó refugio en el Kurdistán iraquí y ahora se encuentra en Turquía.

El pasado día 8, la organización policial internacional Interpol emitió una alerta para la detención y la entrega de Al Hashemi entre los 190 países miembros de la organización.