La Comisión Electoral egipcia aseguró hoy que "por ahora" las elecciones presidenciales, previstas para los próximos 23 y 24 de mayo, se mantendrán en su fecha, un día después de que un tribunal provincial anulara la convocatoria de los comicios.

"Por ahora, la Comisión Electoral continúa su trabajo y las elecciones se van a celebrar en su fecha", dijo a Efe un portavoz de la Comisión Electoral Presidencial, Hatem Bagato, aunque no descartó que pueda haber cambios después de que se analice la orden del tribunal.

Una corte administrativa de ciudad de Banha, en la provincia de Al Qaliubiya, al norte de El Cairo, falló anoche la suspensión de las elecciones, una decisión que tiene que ser revisada por el Tribunal Supremo Administrativo egipcio.

"La Comisión Electoral todavía estudia el dictamen del tribunal después de recibirlo esta mañana", precisó Bagato.

El portavoz insistió en que "hasta ahora" no hay modificaciones en relación con la continuación del trabajo de la Comisión y la celebración de los comicios.

Ese tribunal consideró que la Comisión Electoral Suprema Presidencial no estaba autorizada para convocar las elecciones y por eso dictaminó la suspensión de los comicios.

Según la corte, la autoridad competente para efectuar la convocatoria es el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA), que dirige el país desde la renuncia de Hosni Mubarak en febrero de 2011.

Anoche, el CSFA aseguró en un comunicado que las presidenciales se celebrarán en su fecha y reiteró su compromiso de entregar el poder al presidente que salga de esas elecciones, informa hoy el diario estatal Al Ahram.

Además, la cúpula castrense expresó su confianza en la Justicia y la Comisión Electoral Presidencial.

A los comicios presidenciales, los primeros desde la revolución que derrocó a Mubarak, se presentan trece candidatos, entre los que parten como favoritos el exsecretario general de la Liga Árabe Amro Musa, el islamista moderado Abdelmoneim Abul Futuh y el candidato de los Hermanos Musulmanes Mohamed Mursi.