El maestro indio Viswanathan Anand, actual campeón mundial de ajedrez, defenderá a partir de mañana, viernes, su cetro ante el israelí Borís Gelfand, torneo que regresa a la capital rusa tras más de un cuarto de siglo.

"Gelfand es un jugador muy experimentado. Lo definiría como un maestro clásico. Tiene un rico y amplio conocimiento de las tácticas y de la historia del ajedrez", afirmó Anand a la prensa rusa.

Anand, que defiende su título por tercera vez desde 2008, se enfrentará al israelí a partir de las 11:00 GMT del viernes en la Galería Tretiakov, una de las principales pinacotecas de Rusia.

Pese a los malos resultados de los últimos meses, el campeón indio, de 42 años y residente en Madrid, es el gran favorito a la victoria.

"De alguna forma, no importan los resultado anteriores. Lo importante es lo uno haga en las próximas tres semanas. Lo único importante es que el torneo empezará en breve y hay que ganar", señaló Anand.

El encuentro, que será arbitrado por el armenio Ashot Vardapetián, se disputará al mejor de doce partidas, tras lo que en caso de empate se disputaría una muerte súbita el 30 de mayo tras el correspondiente día de descanso.

Como es habitual, el estímulo económico no es baladí, ya que la bolsa asciende a 2.550 millones de dólares, un 60 por ciento para el campeón mundial y el resto para el perdedor.

Anand se proclamó campeón mundial de la FIDE en 2007 en un torneo disputado en México, tras lo que revalidó el título en dos ocasiones ante el ruso Vladímir Kramnik (2008) y el búlgaro Veselin Topalov (2010).

"Siempre le he considerado (a Anand) un extraordinario talento, uno de los mejores de la historia. En estos momentos, creo que sigue siendo el mejor", afirma Kramnik, campeón mundial en 2006.

Con todo, el ruso apunta que el campeón indio, que acaba de ser padre, puede haber perdido algo de la ambición y de la tenacidad necesaria para defender su título mundial.

Gelfand, que nació en Bielorrusia y emigró en 1998 a Israel, se ganó el derecho a retar al actual campeón mundial al ganar contra todo pronóstico el torneo de aspirantes, en el que participaron Kramnik, Topalov, Kamsky y Grischuk, entre otros grandes maestros.

Al respecto, el excampeón mundial soviético Anatoli Kárpov opina que las ansias de ganar y la motivación pueden ser factores que hagan que Gelfand de la sorpresa.

Anand no pierde desde 1993 con el israelí, quien pese a su edad (43 años) y ser conocido como un gran teórico del deporte ciencia no tiene experiencia en duelos por el título mundial.

El legendario ajedrecista ruso Garry Kaspárpov, actualmente enfrascado en su labor como opositor ruso, resta valor al duelo entre el indio y el israelí.

"Es la primera vez en la historia moderna de los mundiales de ajedrez que el duelo entre un campeón y un aspirante no será librado por los dos maestros más fuertes del mundo", dijo Kaspárov a la prensa local.

El conocido como "Ogro de Bakú", por la capital azerbaiyana donde nació, se refería a que en estos momentos ambos maestros no figuran entre los primeros ajedrecistas en el ránking mundial, dominado por el prodigio noruego Magnus Carlsen.

La FIDE reanudó la tradición de los torneos por el cetro mundial en 2006 en la república budista rusa de Kalmikia, tierra natal del histórico presidente de la Federación, Kirsán Iliumzhínov.

Entonces, Kramnik derrotó a Topalov y se llevó el primer torneo unificador desde 1993, cuando Kaspárov abrió el cisma al declarar la guerra a la federación internacional.

Moscú no acogía un campeonato mundial desde que entre 1984 y 1985 Kaspárov y Kárpov disputaron una legendaria serie de partidas en la sede de los sindicatos soviéticos, que lanzó al primero al estrellato del ajedrez mundial. EFE