FIBA Europa ha anunciado por medio de una escueta nota en su página web que "el secretario general Nar Zanolin ha sido relevado de sus funciones con efecto inmediato, después de una decisión por el Comité Ejecutivo de la organización".

En la nota no se explican las causas de esta decisión pero se citan "diferencias insuperables sobre diversos temas" y, sobre todo, en "la toma de decisiones".

Zanolin, canadiense de 66 años, ha sido secretario general de FIBA Europa desde 2002. Con anterioridad fue árbitro internacional y antiguo responsable de arbitraje de la Liga ACB.

La destitución de Zanolin es la consecuencia de una guerra de poder que se lleva gestando desde hace tiempo.

La FIBA quiere desplazar la disputa del Mundial a un año antes de la Copa del Mundo de fútbol para evitar su competencia. Y también pretende que el campeonato de Europa se dispute cada cuatro años y no cada dos como ocurre hasta ahora.

Zanolin no podía consentir que FIBA Europa se quedara sin su mayor activo, el Eurobasket, del que era principal defensor con 24 selecciones participantes.

Según diversas fuentes, Zanolin podría haber estado buscando apoyos de distintas federaciones europeas a espaldas del presidente de FIBA Europa, el islandés Olafur Rafnsson, fiel a las tesis de FIBA y que ha decidido fulminarle.