España llamó al embajador británico en Madrid para presentar una queja oficial por la visita que efectuarán el mes próximo a la colonia británica de Gibraltar el príncipe Eduardo y su esposa.

El ministro de Relaciones Exteriores José Manuel García Margallo dijo el jueves que el gobierno pidió hace dos días al embajador británico una explicación sin haber recibido comentario alguno. La cancillería emitió entonces una declaración expresando su contrariedad por la visita de la pareja real.

Gibraltar, con una población de 30.000 habitantes, se encuentra en el extremo meridional de España.

España cedió la soberanía de Gibraltar a Gran Bretaña en un tratado de 1713 pero ha reclamado persistentemente su devolución. Madrid considera la visita de las autoridades británicas a la colonia una afrenta a España.

Eduardo y su esposa visitarán Gibraltar el 11 de junio con motivo de las bodas de diamante en el trono de la reina Isabel II.