Restos humanos de 18 personas, algunos de ellos decapitados y todos mutilados, fueron encontrados hoy en una carretera próxima a la ciudad mexicana de Guadalajara, confirmaron hoy fuentes oficiales.

El titular de la Fiscalía del estado de Jalisco, Tomás Coronado Olmos, informó que esta mañana se encontraron cabezas y otros restos descuartizados dentro de dos camionetas abandonadas en el kilómetro 25 de la carretera Guadalajara-Chapala, en el municipio de Ixtlahuacan de los Membrillos.

A mediodía, el funcionario se reunió con carácter urgente en Casa Jalisco con el gobernador del estado, Emilio González Márquez, y el secretario de seguridad Pública estatal, Luis Carlos Nájera, para tomar medidas y tratar de que no se repitan casos como éste.

Horas antes, la Policía había encontrado los cadáveres en las inmediaciones del motel Edy, situado en las proximidades de la carretera que une a Guadalajara, en el occidente del país, con la localidad de Chapala.

Los cuerpos fueron hallados a la altura del restaurante los Burritos de Moyahua, en la brecha conocida como La Querencia.

Los restos humanos fueron localizados después de que una comandancia policial de la zona recibiera a las 07.48 hora local (12.48 GMT) una llamada telefónica anónima de una mujer que daba cuenta de los cadáveres.

Hasta el momento se desconoce tanto el sexo como la identidad de las víctimas.

Personal del Instituto Jaliciense de Ciencias Forenses retiró los cadáveres para continuar las investigaciones. Más tarde, el Instituto reportó a la Fiscalía que en los dos vehículos se encontraron en total 18 cabezas, entre otras partes humanas que están siendo analizadas por los peritos.

El Instituto realizará dictámenes de identidad genética así como otros peritajes a solicitud de la Fiscalía.

En una de las camionetas fue hallada una cartulina con un mensaje firmado por la organización criminal de Los Zetas dirigido contra la cúpula del cártel de Sinaloa, encabezado por Joaquín "El Chapo" Guzmán, detallaron fuentes de la Policía de Ixtlahuacan de los Membrillos.

Ambos grupos criminales han mantenido cruentos enfrentamientos en las últimas semanas, el último de ellos en Nuevo Laredo, en el estado de Tamaulipas, noreste de México, donde fueron encontradas 23 personas asesinadas, aparentemente de ambos grupos.

En el caso de Jalisco, el pasado 24 de noviembre aparecieron en Guadalajara los cadáveres de 26 personas dentro de tres vehículos abandonados en una céntrica avenida de la urbe, la segunda ciudad más poblada de México.

En los últimos cinco años han sido asesinadas o fallecido en este país cerca de 50.000 personas en hechos vinculados con la lucha contra el crimen organizado. Muchas de esas víctimas han perecido por peleas entre bandas rivales.