El grupo concesionario y constructor español OHL, presente en Latinoamérica, obtuvo un beneficio neto de 41,2 millones de euros (unos 53,3 millones de dólares al cambio actual) en el primer trimestre de 2012, el 10,5 % más que un año antes, debido a la buena evolución de su negocio de concesiones.

El grupo informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el regulador bursátil español, que su cifra de negocio aumentó el 20,5 % hasta 1.173,8 millones de euros, mientras que su resultado bruto de explotación (ebitda) se incrementó el 35,6 % y alcanzó los 312,4 millones.

Pese a que el área de concesiones mejoró sus ingresos un 32,3 %, el principal negocio del grupo sigue siendo el de construcción, que facturó 587,9 millones de euros, el 2,9 % más.

El grupo que preside Juan Miguel Villar Mir atribuyó este avance al incremento de su actividad en zonas como Europa Central y del Este, Estados Unidos y Canadá, mientras que la actividad en España cayó un 19,4 %.

Por su parte, el negocio de concesiones, que aporta ya el 39 % de las ventas y el 85,4 % del ebitda, facturó 457,4 millones de euros, cifra que mejoró gracias a la buena evolución de los tráficos y tarifas, a la apreciación del euro con respecto a la moneda peruana y chilena y a la apertura de nuevos tramos.

En concreto, el país que aportó mayores ingresos al negocio de concesiones de OHL fue Brasil (194 millones, el 10,8 % más), seguido de México (34,1 millones, el 35,3 % más), Chile (11,1 millones, el 14,4 % más), Perú (5,6 millones, el 27,3 % más) y Argentina (5,5 millones, el 57,1 % más).

No obstante, el pasado 24 de abril OHL suscribió un acuerdo de intenciones con Abertis, que supondrá la transmisión a esta última empresa de sus concesiones brasileñas (9 autopistas) y chilenas (tres autopistas).

La deuda neta del grupo se situó en 5.530,7 millones de euros, el 8,2 % más que los 5.109,2 millones que tenía a cierre de 2011.