El Banco Central Europeo (BCE) considera que el Gobierno de Madrid debe desarrollar una estrategia para el rescate de la banca española tras la nacionalización del instituto Bankia.

"Deben presentar ahora una estrategia completa. Hasta ahora se ha actuado demasiado caso por caso", afirma Jörg Asmussen, miembro del directorio del BCE en declaraciones que publica hoy el rotativo Handelsblatt.

Asmussen explica que esa estrategia debe tener dos componentes, por un lado "una valoración independiente de los activos totales de los bancos para crear la confianza desde fuera" con el fin de tener "certeza sobre la situación de los balances bancarios".

"En segundo lugar habría que reflexionar sobre la fundación de un 'bad bank' central para acumular las partes malas de los activos. Pero lo importante es que cuadre el orden. Antes de almacenar esos activos hay que saber como se financia todo. De lo contrario se producirá mas inseguridad", afirma el representante del BCE.

Preguntado por la creación de un fondo europeo de rescate bancario, Asmussen defiende esa opción, pero reconoce que "en España tendremos que apañarnos con los instrumentos que existen ahora".

"El nuevo Gobierno español ha presentado un amplio programa para la reforma del mercado laboral. Y ha dado el primer paso con los bancos, pero deben seguirle otros", dice el miembro de la directiva del BCE.

Agrega que "en la parte fiscal han tenido un apreciable error de comunicación con el cambio unilateral de las metas presupuestarias para este año. Pero la confianza perdida se puede recuperar con una actuación consecuente. Lo urgentemente necesario ahora son nuevos pasos en el sector bancario".

Asimismo recuerda que, "con independencia del caso de España, el uso directo de los medios del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) en el sector bancario es una vieja postura del BCE".

"Hay que asegurarse de que ese dinero solo se conceda bajo estrictas condiciones. Y asegurarse de que ese dinero se devuelva. Para ambas cosas falta un mecanismo y ese instrumento tampoco está previsto en el Mecanismo Europeo de Estabilización", señala Asmussen.

Igualmente subraya que "lo importante ahora es que el MEDE entre en vigor" para que "pueda entrar en funcionamiento a mediados de año", ya que, con su dotación será "mucho mejor que el FEEF. Por ello desapruebo abrir de nuevo el debate sobre el MEDE".