Un jurado de Nueva York condenó hoy en ausencia a un dominicano que abusó durante años de su mujer en el Alto Manhattan y que se fugó a su país mientras se celebraba el juicio, informó la Fiscalía.

El acusado Francisco Martínez, de 43 años, fue encontrado culpable de cinco cargos por violación en tercer grado y acoso, entre otros delitos, según detalló un portavoz de la oficina del fiscal, Cyrus Vance.

Martínez, de nacionalidad dominicana, se encontraba en libertad bajo fianza mientras se celebraba el juicio y unos días antes de que se conociera hoy el veredicto del jurado logró fugarse en avión a su país.

"Durante años vivió aterrada en manos de este abusador en serie que la amenazó e intimidó", afirmó el fiscal Vance, quien elogió el "coraje" de la víctima por dar un paso al frente y relatar ante el jurado los abusos que sufrió.

Durante el juicio, la mujer testificó ante el jurado que a lo largo de su matrimonio su marido, un funcionario del departamento de prisiones, le abofeteaba, le daba patadas y le obligaba a mantener relaciones sexuales cada vez que volvía del trabajo.

"Me amenazaba sin parar y me hacía recordar una y otra vez para qué estaba yo ahí. No servía para nada más, sólo para hacerme cargo de él y cuidarlo en la cama", relató en español la víctima vía intérprete, según publica hoy el New York Post.

La violencia doméstica sigue siendo una de las áreas donde no se han logrado reducir el número de casos en la última década, y sólo el año pasado la policía respondió a casi 258.000 llamadas por este tipo de incidentes.

Según datos recopilados por la Oficina para el Combate de la Violencia Doméstica del Ayuntamiento de Nueva York, el 38 por ciento de las víctimas de violencia a manos de sus parejas vuelve a sufrir abusos seis meses más tarde. EFE