Autoridades de Colombia y China acordaron estudiar la factibilidad de que el país asiático ayude en la construcción y financiamiento de un oleoducto que transporte al menos 300.000 barriles de crudo al día en esta nación andina.

El memorándum fue firmado el miércoles en Beijing y durante una visita oficial del presidente Juan Manuel Santos a China, del 9 al 12 de mayo, dijo el jueves el ministro de Minas y Energía colombiano Mauricio Cárdenas, parte de la delegación que acompaña al mandatario.

Cárdenas, en diálogo telefónico desde China, dijo el jueves que se firmaron un memorándum entre su ministerio y el Banco de Desarrollo China para intercambio de información y posible desarrollo de proyectos conjuntos y otro documento entre la estatal petrolera colombiana Ecopetrol, el Banco de Desarrollo de China y Sinochem, el gigante chino de energía, químicos, agricultura, entre otros.

Ese segundo acuerdo establece básicamente que Ecopetrol va a seguir haciendo los estudios sobre el oleoducto y una vez que tenga definida la ruta "invitaría a Sinochem a ser socio del proyecto y al Banco de China a financiar", indicó Cárdenas.

"Ecopetrol podría sí (asumir sola el financiamiento de la tubería). Hay varios grupos interesados. Por ejemplo en este momento sabemos que hay un grupo canadiense que está interesado, nosotros queremos evaluar posibilidades, de evaluar opciones... no tenemos ninguna exclusividad en este momento" sobre el tema del oleoducto, destacó Cárdenas.

No hay un trazo exacto del oleoducto, que iría desde yacimientos en los departamentos de Meta y Caquetá, al sur colombiano, hasta un punto del Pacífico como los puertos de Tumaco o Buenaventura, sobre la costa oeste del país, dijo el ministro.

Un plan más ambicioso es que a ese oleoducto lleguen otros 300.000 barriles de crudo desde Venezuela, que tendría que construir su propia tubería desde la Faja Petrolífera del Orinoco, en el sur venezolano, para cruzar la frontera y unirse al oleoducto colombiano con salida al Pacífico, explicó Cárdenas.

"Esa es una opción que queremos dejar siempre abierta y disponible para Venezuela", aseguró.

Ecopetrol aspira tener un trazado del oleoducto para fines de año y que si se inicia la construcción, la tubería esté lista para el año 2018, indicó el ministro.

Una eventual participación china no está decidida, dijo Cárdenas.

Tampoco se ha decidido si el crudo que salga por ese oleoducto sea para China, puede ser también para vender a refinerías de Chile o Perú, aseguró Cárdenas. "Ecopetrol seguiría vendiendo al mejor postor, es decir...Ecopetrol coloca su petróleo en las mejores condiciones posibles".