El ministro costarricense de Justicia y Paz, Hernando París, renunció a su cargo, lo que supone el décimo ministro que pierde el Gobierno de la presidenta Laura Chinchilla al cumplir la mitad de su mandato, informaron hoy fuentes oficiales.

Chinchilla confirmó hoy a los periodistas la dimisión del ministro, cuya labor calificó como "excelente", especialmente en la mejora de la situación de las cárceles del país, y aseguró que siente "nostalgia" por su partida.

La renuncia será efectiva a partir del próximo 15 de mayo y Chinchilla aún no ha decidido a un sustituto para París, quien venía analizando su salida desde hace semanas, según ha dicho él mismo.

París dijo a los medios locales que renuncia porque cumplió con la labor que le encomendó la presidenta y en su perfil de Facebook destacó los logros de su gestión, entre los cuales citó la construcción de 1.690 nuevos espacios carcelarios de los 3.000 que se propuso como meta Chinchilla para sus cuatro años en el cargo.

Otro de los logros señalados por el ministro es la obtención de un crédito de 132 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la ampliación y mejora de cárceles, así como programas de prevención de la violencia en comunidades, enfocados a jóvenes, entre otros asuntos.

El Gabinete de Chinchilla está conformado por 19 ministerios -20 si se cuenta el de Deporte, que no tiene cartera- y París se convierte en el décimo que pierde Chinchilla tras dos años de Gobierno cumplidos el pasado 8 de mayo.

En este período han renunciado Giselle Goyenaga y William Todd (ambos de Deporte), Clotilde Fonseca (Ciencia y Tecnología), Marco Vargas (Presidencia), José María Tijerino (Seguridad), María Luisa Ávila (Salud), Laura Alfaro (Planificación), Fernando Herrero (Hacienda) y ahora París (Justicia y Paz).

La otra baja ha sido Francisco Jiménez (Obras Públicas y Transportes), el único que ha sido destituido por la mandataria.

La presidenta también ha realizado algunas variantes en su gabinete, como el traslado de René Castro de Relaciones Exteriores al Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet).

También movió a Teófilo de la Torre como ministro del Minaet a la presidencia del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), y a Roberto Gallardo de la cartera de Comunicación a la de Planificación.

El lugar de Gallardo como titular de Comunicación lo tomó Francisco Chacón, quien renunció a su escaño de diputado.

Chinchilla ha sostenido que estas variantes son "normales" en cualquier Gobierno y que no significan signos de inestabilidad.