Chile necesita invertir entre este año y 2016 unos 48.000 millones de dólares en infraestructura de uso público, según un estudio presentado hoy por la empresarial Cámara chilena de la Construcción (CChC).

Esos recursos, según el estudio "Infraestructura Crítica para el Desarrollo", deben ser provistos tanto por el Estado como por privados.

El texto fue presentado por el presidente de la Cámara, Gastón Escala, en el marco de un encuentro de empresarios de la Construcción al que asistió el presidente chileno, Sebastián Piñera, a quien le fue entregado un ejemplar.

"La industria de las concesiones está disponible para colaborar con el desarrollo del país y suplir el déficit de infraestructura de uso público", destacó Escala.

Explicó además que a la estimación de inversión hay que agregar los recursos para implementar infraestructura que habitualmente "es decidida a nivel regional y municipal", y demandó la "internalización" del concepto de que la infraestructura de uso público "debe ser redundante, sobre todo en un país sísmico como Chile, de manera de mantenerla operativa a todo evento".

Al agregar esos conceptos, señaló, la inversión requerida para el período 2012-2016 se elevaría a unos 65.000 millones de dólares.

Sobre esa base, Escala pidió a Piñera incrementar la inversión pública en construcción de infraestructura de uso público, desde el actual 3,0 % del PIB a tasas anuales de entre el 5,0 % y el 6,0 %.