Brasil, el mayor productor mundial de café, proyectó el jueves una cosecha de 50,45 millones de sacos del grano, la más alta de su historia, informó el Ministerio de Agricultura.

La cosecha de 2012 superará en 16% la del año anterior, de 43,48 millones de sacos de 60 kilos, y sería más grande que la de 2002, considerada la más alta de la historia del país.

"La expectativa de recoger 50,45 sacos de café es histórica y supera a la cosecha de 2002, de 48,48 millones de sacos", dijo a periodistas el secretario de Producción y Agroenergía del ministerio, Manoel Junior.

El funcionario agregó que los caficultores hicieron mejoras en sus plantaciones que permitieron elevar la productividad y compensar los efectos de la sequía en la región de Zona da Mata, en el estado de Minas Gerais, y la reducción del área cultivada en el estado sureño de Paraná.

La producción brasileña de café ha tenido un crecimiento constante debido a la mecanización y las innovaciones tecnológicas que han permitido al país hacerle frente a las exigencias de calidad del mercado mundial, dijo Silvio Porto, director de Política Agrícola de la Compañía Nacional de Abastecimiento, adscrita al Ministerio de Agricultura.

Porto señaló que la desaceleración de los precios del grano en el mercado internacional se debe a la disminución en las compras en la Unión Europea, afectada por la crisis, así como por la proyección hecha por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos de que Brasil produciría 55 millones de sacos, más de lo previsto por el gobierno brasileño.