ArcelorMittal logró un beneficio neto de 11 millones de dólares (8,4 millones de euros), un 99 % menos, frente a los 1.069 millones (825 millones de euros) que ganó en el mismo periodo de 2011, y las pérdidas de 1.000 millones de dólares (772,4 millones de euros) que registró en el último trimestre del año pasado.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) retrocedió el 23,6 %, hasta los 1.972 millones de dólares (1.523 millones de euros), en tanto que la cifra de negocio subió el 2,3 % y sumó 22.703 millones de dólares (17.536 millones de euros), informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV).

La cifra de negocio correspondiente al primer trimestre de 2012 ascendió a 22.700 millones de dólares (17.528 millones de euros), lo que representa un incremento interanual del 2,3 % y del 1,1 % con respecto a la cifra de negocio de 22.400 millones de dólares (17.295 millones de euros) correspondiente al cuarto trimestre de 2011.

Este crecimiento interanual de la cifra de negocio en el primer trimestre de 2012 se debe fundamentalmente al aumento de los volúmenes de expediciones de productos siderúrgicos, del 8,1 %, cuyo efecto se vio parcialmente compensado por un descenso del 2,9 % de los precios medios de venta de los mismos y por el efecto de diferencias de cambio.

En el primer trimestre, el volumen total de expediciones de productos siderúrgicos fue de 22,2 millones de toneladas métricas, cifra similar a la de un año antes (22 millones) y ligeramente superior a la del trimestre anterior (20,6 millones).

Los gastos de amortización ascendieron a 1.100 millones de dólares (850 millones de euros) en el primer trimestre de 2012, la misma cifra que hace un año.

En el primer trimestre de 2012 se contabilizaron gastos de depreciación de activos ("impairment") por valor de 69 millones de dólares (53,3 millones de euros), relativos principalmente a la parada prolongada de la acería eléctrica y la instalación de colada continua de la planta de Schifflange en Luxemburgo (Productos Largos Europa).

La compañía anunció, además, que, dentro de su estrategia de desinversión selectiva de activos no estratégicos, ha suscrito un acuerdo que contempla la venta de su participación del 23,48 % en Enovos International a un fondo gestionado por AXA Private Equity, por un precio de adquisición de 330 millones de euros.

El pago del precio de adquisición se efectuará de forma fraccionada, con 165 millones de euros pagaderos en la fecha de cierre de la operación, que tendrá lugar previsiblemente antes del 30 de junio de 2012, y el pago de la cuantía restante será diferido hasta dos años, devengándose intereses sobre la parte diferida.

La empresa independiente Enovos International, presente en el mercado del norte de Europa, se constituyó en 2009 mediante la fusión de tres sociedades, y sus accionistas restantes son E-On (10 %), RWE (18,36 %), Electrabel GDF Suez (4,71 %), el Gran Ducado de Luxemburgo (25,44 %), Société Nationale de Crédit et d'Investissement Luxembourg ("SNCI") (10,01 %) y Ville de Luxembourg (8 %).